El Gobierno ultima un nuevo carné de motos por etapas

Harley Davidson

Antes de acabar el año estará en marcha la nueva reglamentación sobre permisos de conducir motocicletas. Cualquiera diría que esa es la respuesta del Gobierno al auge de siniestros sufridos por los motoristas durante los últimos meses. Pero no: la reforma lleva ya tres años en danza.

Los nuevos permisos se estructurarán dependiendo de las cilindradas de las motos:

Con 16 años de edad se obtendrá el permiso A1 para manejar motos de hasta 125cc.
Con 18 años de edad se obtendrá el permiso A2 para manejar motos de hasta 400cc.
Con 24 años de edad y dos años de permiso A2 se podrá manejar motos de cualquier cilindrada.Recientemente el responsable de la DGT, Pere Navarro, restó importancia al estado de las infraestructuras como elemento causante de la elevada siniestralidad sobre dos ruedas. Según Navarro no es una cuestión de guardarraíles, sino que el problema está en la falta de responsabilidad y en la buena disponibilidad económica de quienes creen que por tener dinero están capacitados para llevar cualquier moto.

Ahora falta saber si la medida será adecuada. Por un lado, el aprendizaje por etapas parece algo lógico. No es normal que se requiera un mismo nivel para manejar una moto de 250cc que para llevar una de 1100cc. Ahora bien, no siempre la siniestralidad está relacionada con la madurez o la experiencia del conductor. Y dejar todo el peso de la responsabilidad al motorista y obviar problemas secundarios que se transforman en principales cuando se produce una caída no parece muy acertado.

Curiosamente, no entra entre los planes del Gobierno redefinir la posibilidad que tienen los titulares del permiso B para manejar motos de 125cc sin una formación específica. Será que ese sistema funciona adecuadamente y no requiere reforma alguna. Por otra parte, también se agradecería saber cuándo se contemplará una medida similar con los requisitos necesarios para llevar algunos turismos. Porque ver por la carretera a según qué individuo armado con un coche que saca más caballos que el ejército de Napoleón da más miedo que otra cosa.

Vía | El Mundo Motor