El extraño caso del conductor ciego y el coche invisible

Camion Vs coche

Ayer aparecía en todos los telediarios un vídeo de corta duración que nos mostraba como el conductor de un camión circulaba por una autopista inglesa a gran velocidad mientras en su morro llevaba atravesado un coche. Así circuló durante varios kilómetros sin darse cuenta, a pesar de las advertencias del resto de conductores.

Por suerte, la gente que viajaba en el coche no sufrió ningún daño y cuando finalmente el camionero detuvo el vehículo, aseguró no haberse dado cuenta de que llevaba literalmente enganchado el coche en el morro. Mucha gente se en los fotos dice que si el vídeo es un montaje, que es mentira o incluso que es parte de una escena de acción de una película. Sin embargo la situación puede darse con más frecuencia de la que pensamos. Veamos el vídeo:

Ve el video en el sitio original.

Lo primero que quiero dejar claro es que no he conducido un camión en mi vida, pero si soy inquieto como una ardilla y me he estado fijando hoy mucho en los camiones y sus maniobras. Al final, nada como un ejercicio de abstracción para imaginarme que puede pasar a los mandos de uno de estos monstruos que pueblan nuestras carreteras.

Lo primero que debemos analizar es que cuando conducimos un vehículo, grande o pequeño, de dos o de 18 ruedas, debemos mirar tan lejos como nos sea posible en función de la vía y la velocidad. Así en ciudad, fijaremos nuestra vista un par de coches por delante de nosotros con el fin de preveer detenciones bruscas, vehículos aparcados incorrectamente o cambios de estado en los semáforos.

Sin embargo, en autopista lo haremos mucho más lejos que en ciudad. Cuanto más mejor pues podremos anticipar nuestras reacciones a lo que nos vamos a encontrar. El factor velocidad es muy importante y la distancia que recorremos entre que analizamos la situación y tomamos la decisión correcta es mucho mayor.

Así, es muy factible que el conductor del camión no se de cuenta de la presencia del coche en el morro de su camión ya que para él, este es prácticamente un punto ciego al que en esos momentos no es necesario que preste atención. Si acaso, para apiadarse de algún mosquito que se haya inmolado contra el parabrisas.

Y hablando de ángulos muertos. La peor zona para situarse con tu coche cerca de un camión, además de la parte trasera lógicamente, es la esquina delantera derecha. Y os lo digo por experiencia y contándoos una anécdota de esas que tanto me gustan (parezco el abuelo cebolleta del Circula Seguro).

Hace un par de años me encontraba circulando por ciudad paralelo a un camión con tráfico bastante denso. Poco a poco iba ganando distancia por su derecha para poder rebasarlo completamente a medida que el tráfico que tenía delante iba avanzando. Cuando me encontraba justamente en la esquina delantera derecha, el conductor del camión decidió cambiarse de carril sin percatarse de mi presencia.

En parte es lógico. Después de comprobar que no había nadie a su lado por el retrovisor, inició la maniobra. Y yo me encontraba en un lugar en el que no todos los camiones me pueden detectar si no disponen de ciertos retrovisores. Total, que después del consiguiente golpe lateral, mi coche y yo acabamos en una parada del autobús. Por suerte iba despacio y solo tuve que lamentar un poco de chapa y pintura.

Si ese mismo golpe lo hubiese recibido un poco más atrás y no a la altura de la mitad del coche, mi vehículo hubiese rotado sobre su eje y habría acabado delante del camión. ¿No os lo creéis? Pues para muestra un botón, y mejor dicho, un vídeo:

Ve el video en el sitio original.

¿Lo habéis visto? Ha sido de lo más fácil y sencillo aunque en este caso, el conductor del camión se percató inmediatamente. Y con estas imágenes llegamos a la segunda parte que os quería comentar, y que explica perfectamente el porqué yo decía que esta situación se da con más frecuencia de la que pensamos: los desplazamientos laterales con varios carriles.

En carreteras de más de dos carriles para un mismo sentido se puede presentar con mucha frecuencia la situación de que dos vehículos intentan ocupar el carril central en el mismo lugar y tiempo. Uno al acabar la maniobra de adelantamiento y el otro que la está iniciando. Es por ello que cuando hacemos un desplazamiento lateral en una de estas carreteras, debemos completar la visión por los espejos con un movimiento de cabeza, como ya habíamos comentado en otra ocasión. Podremos así ver si otro vehículo tiene nuestras mismas intenciones y evitar una colisión lateral.

En este caso, todo salió bien y nadie resultó herido, pero mucho cuidado con estas maniobras y con el ángulo muerto de los camiones. Mejor evitar colocarnos en esta zona que confiar en la buena visión del camionero, ¿no?

David pudo con Goliat gracias a una onda, pero en este caso, iba en Renault y se lo llevo puesto(lo siento, no me he podido reprimir).

  • Ante todo mis felicitaciones por este blog tan ameno y lleno de cosas curiosas e información muy útil. Lo acabo de descubrir hoy y me gusta mucho.

    Tengo varias dudas.

    La primera se trata de que si se da el caso me parece muy raro que el propio conductor del camión, aunque no tenga visibilidad respecto al coche porque le queda en una zona muerta, no se haya percatado del pequeño impacto (por la relación entre la envergadura del coche y la del camión) del choque (por muy suave que haya sido.

    Por otra parte un conductor con horas al volante del mismo camión debe conocer bien sus reacciones (a mi me pasa con mis coches) y si está arastrando un coche que le ofrece resistencia debería percatarse de que le cuesta acelerar o que el camión le ofrece mayor resistencia que de lo habitual.

    En cuanto a la física. Me sorprende mucho el hecho curioso de que los pneumàticos aún ofreciendo resistencia por la fricción contra el suelo haga que el coche se deslice con esa soltura como se ve en el video. Y por otro lado no se yo hasta que punto es posible que el coche vuelque si encuentra una fricción mayor entre la rueda y el pavimento (por parches de alquitranado u otras irregularidades discontinuas en el suelo).

    Respecto al segundo vídeo, estoy de acuerdo en lo de la vista al frente a distancias largas pero no se deben descuidar las distancias cortas y mirar por los espejos retovisores y laterales. No es excusa.

    Yo mismo me he encontrado en una situación crítica al avanzar a un camión que iba a 70 km/h y cuando ya estaba a la mitad de éste, el camionero inicia a su vez la maniobra de adelantamiento porque quería avanzar a no sé que compañero.

    Simplemente no miró.

    Saludos 😉

  • Daniel, perdona por la tardanza en la respuesta…

    Respecto a la física del desplazamiento del vehículo, hay que tener en cuenta que el asfalto está mojado por lo que los neumáticos no sufren tanto con el rozamiento y minimiza las posibilidades de que se enganche.

    Respecto a la perpicacia del conductor que no se dio cuenta… será uno de tandos despistados