El ‘efecto IVA’ en el sector del automóvil

Fiat bandera España por simbiosc

Durante estos días sólo se habla de recortes, manifestaciones y subida del IVA tras la reunión, el pasado viernes, del Consejo de Ministros. Uno, intenta pasar por alto todo este tipo de comentarios y tomárselo de buenas maneras pero, que va, es imposible. Intentas evadirte con la lectura de la prensa y más de lo mismo. Con esta música como fondo pensé sobre las repercusiones del IVA que directa o indirectamente puede acarrear para la industria del automóvil y en consecuencia para la seguridad vial.

Unas reflexiones en primera persona que si coinciden con las vuestras serán por pura casualidad, sin voz ni voto, pero conformes a lo que piensa muchísima gente: subida tras subida es como cuesta abajo y sin frenos a no ser que inventemos algo para nivelar lo que entra y lo que sale de nuestro bolsillo. Me refiero al bolsillo del consumidor, entiéndase, aquél que consume o compra productos para el día a día, incluidos nuestros desplazamientos en coche para ir y volver del trabajo o por ocio.

La seguridad vial depende del parque automovilístico

Según la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), la subida del IVA encarecerá el importe de vehículos en 650€ de media. Y desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) subrayan que las ventas van a caer entre 20.000 a 25.000 unidades. El motivo: la subida del IVA a partir del próximo 1 de septiembre, a no ser que nuestros ahorros den para adquirir un vehículo nuevo antes de esa fecha.

Untitled Por Ruta n

Después de los meses de verano tocará apretarse el cinturón y no es para menos ya que con esta nueva subida del IVA del 18 al 21%, dos años transcurridos desde la anterior subida (julio de 2010) que fue del 16 al 18%, afectará al sector del automóvil no sólo en la compra de un coche nuevo sino también en las facturas del taller en cuanto a su revisión, recambios y mantenimiento. Sin embargo, no ocurrirá lo mismo con la compra de un coche de segunda mano.

Como ya se ha explicado en Circula Seguro, a la hora de vender o comprar un coche de segunda mano pueden ocurrir dos cosas: que la operación comercial se establezca entre particulares o entre una empresa (concesionario) y un particular. En el primer caso no se aplicaría el IVA ya que sería entre dos personas físicas y con el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales es suficiente. Sin embargo en el segundo supuesto sí que se aplicaría el IVA por tratarse de una venta a un particular.

Invertir en seguridad es invertir en nuestra propia vida

Llegados a este punto, como todo cristiano, tendremos que afrontar como ya hicimos en el año 2010 esta nueva subida. Dicho así parece fácil pero no nos queda otra. Habrá que restringir otros gastos no tan necesarios y de forma inteligente administrar nuestro patrimonio y con esto incluyo la seguridad y bienestar de quienes conviven con nosotros. Ya sabéis a quien me refiero, la seguridad de quienes nos acompañan en el coche depende de nosotros y eso vale más que cualquier factura.

Y no descarto otras soluciones como, por ejemplo, Ganvam propone que la subida del IVA coincida con la puesta en marcha de un plan de reactivación de la demanda basado en retirar los vehículos de más antigüedad para rejuvenecer el parque automovilístico. Muy buena idea, por cierto, que sería como de choque contra el proyecto europeo comentado por Esteban sobre la ITV. Otra medida interesante sería un nuevo Plan 2000E como se hizo hace unos años.

En fin, con estas propuestas, se mantienen las ventas y seguimos en la buena línea en cuanto a siniestralidad que, dicho sea de paso, está dando buenos frutos. Que no nos engañen, nuestra seguridad es lo primero.

Foto | simbiosc, Ruta n
En Circula Seguro | La crisis también afecta a la Seguridad Vial

  • angeljo

    Claro, una genial idea… subir el IVA y poner justo después el plan 2000E, para que todo lo que “piensan recaudar”, se pierda en ayudas a unos pocos.
    Para eso, es mejor que creen otra categoría para los vehiculos y congelen la subida del iva
    Yo entiendo que mucha gente depende del sector de la automoción, pero qué pasa con el resto de sectores? Y con las pequeñas empresas? Y con los autonomos?
    Estamos con lo de siempre, ayudar a unos y fastidiar al resto
    No hay libre competencia? No es un mercado abierto? Pues que dejen de ayudar a unos y dejar caer a otros

    Yo, sinceramente, prefiero que mis impuestos vayan para otras cosas, no para el sector del automovil. Y mucho menos para salvar bancos…

  • s63aut

    La seguridad depende del parque y el parque depende del poder adquisitivo, ergo, la seguridad depende del poder adquisitivo de la mayoría de los usuarios de la vía, es decir, de las clases medias y bajas.

    Moraleja: no salga de casa en la próxima década.

  • menos_16

    Me parece un planteamiento obsoleto, y equivocado, dar a entender que una alta fiscalidad a los vehículos nuevos es dar un paso atrás en la seguridad vial. Principalmente porque podemos comparar con otros países de nuestro entorno y veremos cuanto se paga de impuestos por un vehículo y cual es la antigüedad de su parque de vehículos.

    Que no os engañen; el vehículo particular es un lujo para gran parte de la población, no por el coste del vehículo en sí que no es tan alto (por 8-10k € hay coches decentes), sino por el coste del carburante o la energía para moverlo. El petróleo barato se terminó para siempre y la electricidad tampoco será más barata que el gasóleo a medio plazo.

    El vehículo particular ha de tener una fiscalidad alta y no debe seguir siendo el pilar básico sobre el que se construye nuestro modelo de ciudad, que es y ha sido uno de los factores más gravosos para nuestra baja competitividad.

    Seguir fomentando su uso por parte del gobierno significa retirar recursos de otras áreas más importantes y al menos con más desarrollo.

    La alternativa está en en fomentar transportes colectivos y vehículos sin motor (bicicletas) para su uso urbano, y dejar el vehículo privado como una alternativa valida, pero cara, y no subvencionar su uso por parte de todos para el disfrute de los más pudientes. Sería absurdo… ha de ser al revés, que los vehículos privados financien el transporte colectivo.

    El ‘coger el coche’ como herramienta de ocio es algo con poco margen de viabilidad, no sigamos invirtiendo en ello porque es una receta del pasado que hoy se demuestra inválida para resolver los problemas de escasez que nos plantean el futuro más inmediato.