El cinturón de seguridad, mucho mejor puesto

Cinturón de seguridad

¿Cuántas campañas se han tenido que hacer en este país para que nos pongamos el cinturón de seguridad? La verdad es que no recuerdo exactamente el número, pero desde luego, demasiadas. Y no, no me quejo de las campañas, me quejo del hecho que *nos tengan que convencer mil y una veces de que nuestra vida es importante*.

El cinturón de seguridad es uno de los inventos que *más vidas ha salvado desde sus inicios* allá por los años 50. No fue sin embargo hasta finales de esa década que salió a la luz el cinturón de 3 puntos que, salvando las distancias con los de aquella época, es el que hoy en día viene de serie en todos nuestros coches.

El Volvo Amazon de 1959 fue el primer coche en traer de serie cinturón de seguridad, y aunque Volvo tuviera patentada la idea del cinturón de tres puntos, *no restringió su uso* para que ese gran avance en seguridad pasiva pudiera ser montado en todos los coches que lo desearan. Por esta y otras muchas cosas Volvo se ha ganado su merecida fama de compromiso con la seguridad.

Desde aquellos primeros cinturones, se fueron dando pasos para optimizar su funcionamiento, como la posterior introducción del carrete inercial, que es el mecanismo que permite enrollar y desenrollar lentamente el cinturón, facilitando así el ajuste del mismo a cualquier persona; o los más modernos pretensores pirotécnicos, que *mejoran la eficacia del cinturón ajustándolo al cuerpo* mediante una pequeña carga explosiva en caso de colisión.

Los porcentajes de reducción de mortalidad en caso de accidente hablan por sí solos, estando tanto para el uso del cinturón en los asientos delanteros como en el de los traseros alrededor del 50%. Y sin embargo, nos tienen que seguir recordando una y otra vez que *si queremos tener el doble de posibilidades de vivir en caso de accidente de circulación, usemos el cinturón*. Es que a veces somos duritos de mollera…

  • somos duritos de molleras pero no tanto como para romper el parabrisas y salir indemne de una colision sin cinturón.Cierta mente desde hace 5 o 6 años que empecé a viajar mas con mi familia en el coche, sobretodo llendo delante,sino me ponia el cinturon me sentia como “desnudo” como si me faltase algo.Ahora me lo pongo para casi todo, menos en ciudad, nose por que, será por bagueza o por qu enunca he tenido un accidente en ciudad, pero no tengo la sana costumbre de ponermelo.

  • En este pais de pandereta la mayoría de la población son más chulos que nadie y “a mi no me pasará”.

  • Yo el cinturón lo llevo siempre. Ya en la autoescuela me hicieron ver lo importante que era llevarlo, y no he perdido la costumbre.

    Incluso en ciudad.