El 50% de los británicos suspendería el examen práctico del carnet de conducir

Pensador

En un artículo anterior constatamos que un porcentaje muy alto (96,5%) de los conductores españoles “estaba demasiado _pez_ en lo relativo al conocimiento teórico de las normas de circulación”:http://www.circulaseguro.com/2009/01/29-los-conductores-espanoles-no-conocemos-bien-el-reglamento-de-circulacion. No obstante, a cualquier hijo de vecino que lleve años conduciendo, si le preguntamos, afirmará que sabe conducir, mejor o peor, pero que sabe.

*La realidad es que esto es muy discutible*. La marca Kia realizó en el Reino Unido un curioso experimento. Sometió a conductores veteranos, algunos con más de 30 años de carnet, a un examen rutinario como el que pasarían los novatos. El resultado dista mucho de ser satisfactorio, *la mitad suspendió y por faltas eliminatorias*.

El porcentaje de aprobados de los chicos jóvenes ronda el 42%, muy poco mejora con gente _que sabe conducir_. No estamos hablando de faltas tontas o de enredos normativos que nadie es capaz de recordar, sino de actitudes que puestas en práctica todos los días suponen un peligro.

Damien Burke

Con el mismo baremo de puntuación que los noveles, estas fueron las infracciones más frecuentes:

  1. Dudas en intersecciones, alterando el tráfico y confundiendo a los demás
  2. Exceso de velocidad, sobre todo en zona urbana
  3. Problemas de permanencia en el carril, pisando marcas viales o atravesándolas
  4. Poco respeto por la distancia de seguridad
  5. Señalización deficiente o nula de maniobras (intermitentes)
  6. Olvido de los espejos retrovisores y para lo que sirven
  7. Dando marcha atrás, pocos mantienen ambas manos en el volante
  8. En las frenadas de emergencia no miran por el retrovisor
  9. Algunos conductores no frenaban el coche en pendiente en una intersección
  10. Problemas de observación en general

Y menos mal que toda esta gente _sabe_ conducir, que si no supiera… Las mujeres tendían a practicar una conducción más inteligente pero dudando más, costumbres que se repetían independientemente de la experiencia dentro de un mismo sexo. Además se detectaron una serie de malos hábitos:

  1. Muñeca encima del volante
  2. Dejar al coche a merced de su inercia (no entiendo por qué lo marcan como mal hábito)
  3. Aproximación a una intersección más rápida de la cuenta
  4. Pisar el embrague cuando no se va a cambiar de marcha, como para apoyarse
  5. Mala anticipación

La experiencia acaba llevando a la arrogancia, ignorando estas conductas como peligrosas y despreciando a los demás conductores, que evidentemente, “no saben conducir”. No creo que el caso español sea muy diferente, en todo caso mejor no, seguro. No hay que perder la humildad con el paso del tiempo, ni perderle respeto a la carretera.

*La experiencia y los centenares de miles de kilómetros sirven de muy poco si nuestra conducción sigue siendo peligrosa*.

Fotografía | “El Pensador en calle Larios”:http://www.flickr.com/photos/montuno/1673136425 por _montuno_ (Flickr), Kia
Fuente | *Kia*