De cómo la placa no da la razón a un carabinero

Carabinero en Chile

El vídeo que vais a poder ver a continuación me lo ha hecho llegar uno de nuestros lectores de Motorpasión Moto, Felipe, y muestra un suceso que le ocurrió en Chile mientras circulaba con su motocicleta por la ciudad. Por suerte, siempre lleva una cámara grabando en el casco y le sirvió para demostrar su inocencia.

Ocurrir, no ocurrió nada pero esta vez se demuestra que el hecho de llevar una placa no conlleva que puedas saltarte las normas a la ligera. O incluso lo que es peor, que posteriormente intentes amedrentar al conductor que te ha llamado la atención por tu mala acción. Veamos el vídeo en cuestión:

Como hemos podido ver, el carabinero se salta un STOP en la intersección con una vía principal, obligando a nuestro lector a frenar. Hay que reconocer que no debería haberle insultado tras recriminarle su mala maniobra con un pitido, pero lo que ocurre luego es esperpéntico.

Tras darle el alto y dejar tiradas sus motocicletas en medio del carril, entorpeciendo el tráfico, pasan a una actitud amenazadora. Seguramente sabiendo que no habían actuado correctamente. Dicen que estaban en procedimiento, es decir, en un servicio de emergencia algo que se ve claramente que no es cierto.

Para empezar, no llevan las luces encendidas y además, se adentra en la intersección sin realizar ningún gesto que invite a pensar que está cortando el tráfico en la vía principal. Además, nunca lo debería haber hecho con un vehículo tan próximo.

Pero lo más sorprendente es que pregunta al motorista por qué no se detuvo cuando los demás conductores sí lo hicieron. ¿Qué conductores? Únicamente vemos un autobús a la derecha que se incorpora a la circulación desde la parada. El resto de vehículos seguramente estaban mucho más atrás.

Al final, nuestro amigo Felipe se fue de allí sin sanción. Lógicamente no tendría lógica que le hubiesen impuesto una. Pero además, solicitó que el carabinero fuese reprendido por su acción que como hemos visto, sale fuera de toda lógica. Actuó incorrectamente y utilizó su posición de poder para intentar quitarle la razón.

Y es que las normas de tráfico y los procedimientos en emergencia están para cumplirlos, todos. Por seguridad, de todos.

  • Alfa QV

    Esto no sorprende porque pasa en todos los cuerpos de policía de todos los países del mundo. Sin intención de subestimar la labor que hacen, es innegable que muchos de los candidatos a policía son gente sin estudios y sin ninguna perspectiva de futuro, lo cual muy a menudo viene acompañado de una falta de principios y de educación. Luego esto se ve reflejado en la actitud que se aprecia en el vídeo.

    Una vez me multaron por circular en bicicleta por un paseo marítimo, concretamente el de Montgat, Barcelona. El tramo que pasa por este pueblo no permite que las bicis pasen, pero en el mismo paseo, al otro lado de la línea donde acaba el término municipal del mismo pueblo y donde empieza el T.M. de El Masnou sí se permiten las bicis. No acostumbro a saltarme las normas pero encuentro absurdo que la misma vía con las mismas características tenga una limitación administrativa porque en Montgat. Así que un día me pillaron al lado del túnel de tren y me multaron. Explico todo esto porque el policía que me puso la receta lo hizo mientras fumaba estando de servicio y luego tiró la colilla al suelo, a escasos 10m de la playa.

    Por cierto, llevo algunos meses sin comentar, la última vez fue antes del cambio de apariencia… Lo que flojea más es el sistema de comentarios, ¡sobretodo porque la cuenta de usuario ya no existe! :s

  • Lo triste y poco útil es no dejarse aconsejar por alguien que te aconseja aunque tú seas el policía.
    Voy a hacer una campaña para intentar convencer a los policías que van en coche para que se pongan el cinturón (los que no se lo pongan, que parecen mayoría, hablo de Salamanca capital). Y es que el uniforme no te salva de darte la host… por mucha norma que te exima. (¿Me he salido del tema?)
    Un abrazo

  • Otro

    Sí, somos cabezabotes. Muchos. En demasiadas ocasiones.
    Es increíble ver a un compañero dar el tostón en referencia a como “es por su bien” “es por sus sesos” pero sin embargo la indumentaria propia del oficio parece hacer los suyos inmunes a las leyes de la física.