¿Conocemos las normas de circulación? (18): sobre sanciones y recursos

Guardia Civil de Tráfico

Después de repasar algunos temas sobre la normativa de tráfico que nos ha llevado desde el mes de agosto hasta final de este año, hemos decidido cerrar el Especial Normas de circulación hasta el año que viene aprovechando estas merecidas vacaciones de navidad. La idea, es seguir recordando las normas sobre tráfico para estar al día e informar sobre aquellas novedades que se van incorporando al reglamento de circulación así como las que vienen de camino por estar pendientes.

Terminamos esta serie completa de normas sobre el tráfico con la aplicación del procedimiento sancionador. Sabemos que no es un plato de buen gusto hablar sobre infracciones, multas y sanciones. Pero es necesario, ya que para garantizar la seguridad vial tanto por ciudad como por carretera tenemos que cumplir las normas y ahí están las fuerzas de seguridad de vigilancia del tráfico ayudando a que se cumplan. Hay unas reglas de juego y tenemos que respetarlas. De hecho, si la administración nos autoriza para conducir también tiene potestad para sancionar sobre aquellas conductas contrarias a la norma.

La norma informa, recomienda y también prohíbe

El procedimiento sancionador actual (en vigor desde mayo del año 2010) trata por un lado de minimizar el tiempo que transcurre entre la infracción y la sanción, con el fin de dotar al procedimiento de un carácter ejemplarizante, pedagógico y eficaz; así como evitar la impunidad de algunos conductores infractores. Recordemos que ya no sólo está la sanción económica sino además la detracción de puntos.

control de velocidad

Una de las novedades impuestas por el reglamento sancionador es la eliminación de las suspensiones temporales de permisos de conducir por una infracción grave o muy grave. Es decir, actualmente, solamente se retira el permiso de conducción cuando se agota el saldo de puntos y también por sentencia judicial como en los casos de los delitos contra la seguridad vial.

Circular en bicicleta por la noche sin elementos reflectantes y sin usar el alumbrado reglamentario se considera infracción leve. Programar el navegador mientras se conduce o circular con la matrícula ilegible se consideran infracción grave. Y como infracción muy grave, está la conducción con aparatos que inhiban o interfieran los radares, así como la conducta de aquellas empresas que realicen actividades industriales contrarias a la seguridad vial, como la instalación de dichos aparatos.

Por otro lado, se acabó el privilegio de vivir en una localidad con un Ayuntamiento que no notifique a la DGT el nombre del conductor al que le tienen que quitar puntos, ya que para este año que entra, la Administración Local tendrá que hacerlo por Ley si no quiere responder su alcalde ante la fiscalía de Seguridad Vial por prevaricación. No hay conductores de primera y segunda clase, ya que las normas se aplican por igual para todos.

Las multas que restan puntos

tabla_detracción_de_puntos1

Pagar pronto la multa reduce un 50% el importe de la sanción

Si cometemos una infracción de tráfico y somos sorprendidos por un agente en su función de vigilancia del tráfico nos confeccionará un boletín de denuncia en donde aparecerán: los datos del conductor, la infracción que ha originado la denuncia, así como la cuantía de la sanción y la pérdida de puntos, en el caso de que dicha sanción lleve aparejada tal pérdida.

En el reverso de la denuncia se incluye un calendario con los nuevos plazos que la nueva ley establece para pagar o recurrir la multa. Por tanto, son dos opciones, pagar la multa en el plazo de 20 días naturales y con el consiguiente ahorro del 50% sobre la cuantía de la sanción o hacer alegaciones con la consiguiente renuncia a la reducción de la sanción. Hay que tener en cuenta que las sanciones (sin aplicar el descuento) son de 80 euros si la infracción es leve, 200 euros si la infracción es grave y 500 euros la infracción muy grave.

Si se decide pagar la multa con reducción, se puede hacer a través de la página web de que dispone la DGT en el apartado de trámites y multas, en las oficinas de Correos o en cualquier sucursal del Banco Santander. Asimismo, al finalizar el procedimiento con el pago reducido, queda abierta la vía contencioso-administrativa en el plazo de dos meses a contar desde que éste se produce ante el órgano judicial competente.

Nuevos tiempos, nuevas reglas

Cartel_DGT

Los nuevos cambios vienen como consecuencia de las demandas sociales. Como ejemplo, están las reformas de mejora como fue la puesta en marcha, en julio de 2006, del sistema de Permiso por Puntos que ha supuesto, por una parte, un cambio de conducta entre los conductores y que se ha visto reflejado en una reducción significativa de la mortalidad en las carreteras. Por otra parte, y para adaptarse a los nuevos tiempos, será necesario revisar de manera periódica el procedimiento sancionador para que resulte más eficaz, más justo y sencillo para el ciudadano.

Con el reglamento sancionador se pretende mejorar la seguridad en las carreteras evitando la impunidad de aquellos conductores que constantemente incumplen las normas. Por tal motivo, las sanciones deben ser ejemplarizantes e inmediatas para evitar el efecto evasivo nada justificado cuando existe una responsabilidad clara de la persona que conduce o bien del titular del vehículo.

Sabemos que las infracciones en materia de tráfico son la antesala de los siniestros viales, comportamientos negativos que perduran en el tiempo son difíciles de corregir. También la permisividad transgresora que no es advertida o sancionada puede implicar un retroceso en la conducta y ésta a su vez originar un riesgo, ya no sólo para el propio infractor sino también para el resto de usuarios que comparten la vía. No hagas más difícil la vida, ¡cumple las normas!.

Más información | Reforma Ley de Tráfico
En Circula Seguro | Especial normas de circulación, Si bajan los accidentes, ¿bajan las infracciones?

  • s63aut

    El hecho de que pagar la multa impida, directa o indirectamente, presentar un recurso a la sanción, me parece un hecho que atenta muy gravemente contra el Estado de Derecho, pues uno quizá quiera quitarse el pese de la sanción de encima, sea por no tener deudas con nadie o para beneficiarse del pronto pago, pero no considero en absoluto que ello le deba privar del derecho a oponerse a un acto administrativo.

    La Ley 30/1992 (la que regula el Procedimiento Administrativo) me la conozco bastante bien, la utilizo a diario y he hecho cursillos sobre la misma, es un eje básico para mi trabajo cotidiano como funcionario, y no veo por qué pagar una sanción debe suponer renunciar a recurrirla, del mismo modo que pagar una deuda no supone renunciar al recurso (cosa que veo a diario en la entidad donde trabajo).

    • capreolus

      Estamos ante un procedimiento especial para el ámbito sancionador del tráfico donde son tenidas en cuenta las especialidades que lo diferencian de los demás
      procedimientos administrativos. La reforma del procedimiento sancionador es también una ley, http://www.boe.es/boe/dias/2009/11/24/pdfs/BOE-A-2… por lo tanto su rango es equiparable a la ley de procedimiento administrativo.
      Al mismo tiempo se modifica la ley de tráfico en cuanto al procedimiento sancionador distinguiendo el abreviado del ordinario en cuanto al pago voluntario de la multa… ya sea en el acto de entrega de la denuncia o dentro del plazo de quince días naturales contados desde el día siguiente al de su notificación, se tendrá por concluido el procedimiento sancionador con las siguientes consecuencias: La reducción del 50 por ciento del importe de la sanción de multa. La renuncia a formular alegaciones. En el caso de que fuesen formuladas se tendrán por no presentadas…
      Entiendo que será el procedimiento ordinario el que defina la forma de recurrir la denuncia que sí es un derecho de cualquier usuario.
      http://www.dgt.es/was6/portal/contenidos/documento