Cómo se plantean la Seguridad Vial en… República Checa

Seguridad Vial en República Checa 

En este recorrido que estamos realizando por los países de nuestro entorno, hoy echamos un vistazo a la Seguridad Vial en República Checa, un país de 10.519.000 habitantes que se enfrenta a un reto importante: la reducción de la siniestralidad vial en el marco de la Unión Europea tras años de una alarmante situación que en los últimos años está dando un vuelco.

En este objetivo andan inmersos el BESIP (BEzpečnost SIlničního Provozu, o Seguridad del Tráfico de Carreteras), organismo dependiente del Ministerio de Transporte de la República Checa, y el Nadace Besip, una fundación dependiente del BESIP que trata de concienciar a la población acerca de la cuestión vial.

Desde 1967, el BESIP ha gestionado la Seguridad Vial en República Checa. Sin embargo, no fue hasta 2004 que se estableció una Estrategia Nacional de Seguridad Vial por parte del gobierno de Chequia. Ahora, en consonancia con el Decenio de Acción para la Seguridad Vial, se consideran como objetivos para 2020 la reducción de la mortalidad vial hasta converger con la media europea, a un ritmo del 5,5 % hasta alcanzar un 60 % respecto a 2009, y una reducción del 40 % en heridos graves.

Paradójicamente, siendo el noveno país más pacífico de Europa, y uno de los más democráticos, la Seguridad Vial en República Checa cuenta con un escollo llamado agresividad al volante, tal y como recoge la Organización Mundial de la Salud en su informe a propósito del Decenio de Acción. Otros focos de mejora están en los usuarios más vulnerables de la vía (niños, mayores, ciclistas y motociclistas), en los conductores noveles y en el consumo de alcohol y otras drogas asociado a la conducción.

Seguridad Vial en República Checa - siniestralidad vial

Y dando una nueva vuelta a la paradoja, la situación está cambiando drásticamente en la antigua Bohemia. El BESIP centra actualmente sus líneas de acción en el uso de los cinturones de seguridad, el uso de los sistemas de retención infantil, el cumplimiento de la velocidad máxima permitida, el respeto por las distancias de seguridad, la atención a ciclistas y la Educación Vial.

Sobre este último apartado, vale la pena destacar que en la República Checa se enseña actualmente Educación Vial en los colegios y centros preescolares, y los niños que usan la bicicleta para sus desplazamientos pueden realizar actividades extraescolares para aprender a circular con seguridad. Por otra parte, los conductores cuentan con un permiso de conducir por puntos desde 2006 y los cursos de recuperación funcionan desde 2007. Todo se enmarca en una política basada en involucrar a los usuarios de la vía en su propia seguridad.

Nemyslíš zaplatíš, o el mensaje contundente

Un referente muy duro en vídeos de concienciación vial lo tenemos en Nemyslíš zaplatíš (literalmente, no pagues). Se trata de una campaña especialmente brusca en las formas lanzada a finales de 2008. En cierta manera recuerda al lenguaje que usó la DGT en medios durante los años 90 aunque su raíz está en el proyecto Think! de Reino Unido, pero Nemyslíš zaplatíš fue mucho más contundente. De hecho, fue hasta desagradable.

En la siguiente recopilación podemos ver cuatro spots que versan sobre grandes factores de riesgo, abordando las consecuencias sin ningún tipo de censura: la falta de uso de los sistemas de retención infantil, el uso del móvil (en este caso, con un headset, no con un manos libres), el consumo de drogas (en República Checa la tasa máxima de alcoholemia permitida es 0,0 g/l) y un caso de maniobras peligrosas.

Atención:

El siguiente vídeo contiene imágenes explícitas y muy duras que pueden herir sensibilidades.

A la luz de los resultados observados en las estadísticas, la Seguridad Vial en República Checa está mejorando de forma ostensible, seguramente gracias a la suma de muchos y muy intensos esfuerzos. Si continúan por el camino de la Educación Vial, no sólo conseguirán su objetivo a corto plazo, sino que instaurarán un nuevo escenario vial en el país centroeuropeo.

En Circula Seguro | Seguridad Vial en nuestro entorno

  • He dedicado unas 40.000 horas, relacionadas con la SEGURIDAD VIAL, a análisis, tomar asignaturas en varios países, enseñar en la universidad, hacer ensayos, pruebas. DESDE 1948 cuando vi el primer accidente mortal (por una dejadez ingenieril).
    Lo que veo en las autopistas y en las calles de España me asusta. Parece que nos importa tres pepinos la verdadera seguridad. He conseguido muchos cambios pero hay muchos más que hacer. Josep Camus es una de las pocas personas que se metíó en profundidad para analizar parte de mi investigación (que está en 300 publicaciones).
    En España ha habido 60 congresos a nivel nacional relacionados con el transporte y nunca me han dejado dar una conferencia. Pongamos un solo organismo foráneo: En Enero de 2014 presento otra comunicación ante el Patronato del Transporte de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos y ya van 17 con esta presentadas en este organismo (uno de varios de otros países). En España ¿que pasa? ¿nos come la envidia?
    Mis especialidades gananciales son la hidráulica del agua (120 libros escritos) y las tierras (7 libros en inglés y uno en español, escritos)

    • Escargot

      En España no sé qué pasa. Falta de conciencia, supongo, pero no sólo a nivel vial. Falta de conciencia y de compromiso en todo. Ocurre que lo más cómodo es no verse como parte del problema.

  • Escargot

    Muy interesante la tasa de alcoholemia checa.