Cómo conducir una motocicleta con viento (1)

Wind

El viento es uno de los peores enemigos a los que nos podemos enfrentar cuando vamos sobre una motocicleta. Debido a las características intrínsecas del vehículo en el que es imprescindible inclinar para negociar las curvas, el Dios Eolo puede llegar a jugarnos verdaderas malas pasadas si no estamos muy atentos y, sobre todo si no ponemos en práctica algunos sencillos consejos que los años y la experiencia dan, pero que si se aprenden antes nunca está de mas.

Dependiendo de la carretera por la que circulemos, el tipo de motocicleta que llevemos o incluso nuestra corpulencia, deberemos reaccionar de una u otra manera. Pero básicamente podemos empezar resumiéndolo en un solo consejo: debemos llevar la moto de forma firme pero con delicadeza. ¿Y esto cómo se hace? Pues os invito a seguir leyendo.

Postura que debemos adoptar al circular con viento

Cerremos los ojos y pensemos por un momento que nos encontramos sobre la motocicleta. Ahora vamos a negociar una curva, ¿qué es lo que hacemos además del contramanillar? Inclinarnos hacia el lado de la curva, correcto. Pues bien, con viento nuestra reacción debe ser un poco diferente.

Volvamos a subirnos a la moto pero ahora pensemos que nos tienen sujetos por los hombros, con la moto a un dedo del suelo sin que llegue a contactar con él. Un amigo nos propina un ligero empujón. ¿Que ocurre? Que nos inclinaremos como si de un péndulo se tratase, ¿verdad? Pues bien, esa es la misma postura que debemos adoptar sobre la moto.

Pasemos ahora a explicar que es lo que ocurre en la carretera. Según avanzamos, notamos que nos llega una ráfaga de viento de uno de los lados, por ejemplo el derecho. Si nos mantenemos rígidos, el viento hará que nos inclinemos hacia la izquierda con lo que invadiremos el carril contrario en una carretera de dos sentidos o el carril izquierdo en una autopista. Mal asunto.

Sin embargo si nuestra actitud es mucho más relajada sobre la moto, el viento apenas desviará nuestra trayectoria más de un metro, insignificante si circulamos por el centro del carril. Cuando notemos que el viento nos golpea, dejemos la moto a su antojo.

Mantengámosla firmemente agarrada por el manillar pero de cintura para bajo dejémosla ir, incluido nuestras piernas. De esta forma, en vez de inclinarnos hacia la izquierda, la moto sólo se moverá en la parte inferior con lo que la inclinación será hacia el lado de donde procede la ráfaga.

Automáticamente la moto se equilibrará. Cuanto más fuerte sea el viento, más desplazará la moto bajo nuestras posaderas, mayor inclinación cogerá pero será la estrictamente necesaria para que, utilizando términos físicos, el momento de fuerzas resultante siga la trayectoria de la carretera.

Quizás os parezca un poco raro al leerlo pero me imagino que algo parecido os pasó la primera vez que leísteis el tema del contramanillar, eso de que para girar a la derecha tengo que torcer al la izquierda. Y pese a sonar tan raro acabasteis viendo que era cierto. Pues con el viento ocurre algo parecido.

Ante todo, previsión

Es muy importante cuando conducimos con viento que nos anticipemos a lo que nos puede deparar la carretera un poco más adelante. Esto es como la película de Destino Final en la que los protagonistas eran capaces de sobrevivir si antes percibían las señales de peligro sutiles que el entorno les mandaba.

Aquí pasa algo similar. Hay que fijarse en todo lo que nos rodea para prever cuándo llegará el viento. Por ejemplo, sirve de gran ayuda fijarse en los arbustos o en las copas de los árboles. También el cruce de ráfagas de polvo ante nosotros.

Mucho ojo en las zonas abiertas a las que podamos salir tras ir abrigados contra un talud o una montaña. Nos podemos encontrar con el viento de repente y deberemos estar preparados para luchar contra él con todas nuestras armas.

En el siguiente capítulo profundizaremos un poco más y os explicaremos consejos para conducir en cada tipo de carretera, con o sin tráfico y dependiendo de nuestra motocicleta.

Fotos | Capt’ Gorgeous

  • Opel Sevilla

    Muy buenos consejos!! pero con los vientos producidos en España estos días pasados, recomiendo mejor no coger la moto…

  • Carmen

    Me gustaria saber a que velocidad de viento no debería de salir a carretera con mi moto. Para ir a trabajar tengo que salir a carretera con mi moto y sería súper útil consultar la velocidad del viento el día anterior para asegurarme que cuento con la moto o por el contrario tengo que ajustarme al horario de autobuses.

    • No hay una velocidad estándar para ello ya que depende de muchos factores como el tipo de moto, la experiencia del conductor, si es constante o racheado, la dirección, el tipo de carretera por el que se circule, etc