Ciclistas en ruta de carretera: 15 reglas esenciales para rodar con seguridad

Vivimos en un país en el que se venden más bicicletas que coches. Un medio de transporte, cuyo uso final más común suele ser el recreativo, más aún con la llegada de la primavera, donde el buen tiempo invita a sacar la bicicleta. Con este panorama, ciclistas y conductores están obligados a entenderse, además de conocer la normativa vigente y cumplirla para así evitar accidentes, que podamos lamentar.

Estate atento si eres ciclista porque te ponemos al día de cuáles son las claves ciclistas más seguras para que practiques tu deporte en ruta de la manera más segura posible.

España es un país de larga tradición ciclista, prueba de ello es que en esta tierra contamos con campeones de esta especialidad como Alberto contador, Carlos Sastre, Oscar Pereiro, Perico Delgado, sin olvidarme de leyendas como Federico Martín Bahamontes y el gran Miguel Indurain. Todos ellos no han hecho más que reforzar el deporte de la bici en un país donde esta disciplina va ‘in crescendo’. Tanto es así que en la actualidad se venden más bicicletas que coches. Prueba de ello es que, a falta de conocer los datos de 2016, que se darán a conocer en el mes de mayo, en 2015 se vendieron en España más de un millón de bicicletas – 1.103.839 – para ser exactos -, según datos de la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE).

Lo más lamentable es que cada año fallecen decenas de ciclistas, mientras muchos otros son heridos gravemente en adelantamientos indebidos. Afortunadamente el pasado año hubo unas reducción de la siniestralidad en cuanto a los usuarios de bicicletas. A pesar de ello todavía tenemos que lamentar la muerte de 33 personas, 10 menos que en 2015, según el balance de siniestralidad vial de 2016, presentado por el director general de tráfico, Gregorio Serrano.

¿Sabes que como conductor puedes rebasar la línea continúa para adelantar a un ciclista o a un pelotón de ciclistas? o ¿cuál es la distancia que debemos mantener cuando adelantamos a un ciclista o grupo de ciclistas? Estas y otras cuestiones, vamos a tratar de aclarártelas para que conductores y ciclistas, conduzcan cumpliendo la norma y con la máxima seguridad posible.

Conductor y ciclista deben respetar

  1. El conductor puede rebasar la línea continua central, que es la que delimita dos carriles e incluso dos más con sentidos contrarios, para respetar la distancia lateral con los ciclistas a la hora de realizar un adelantamiento.
  2. Entre las condiciones de seguridad que  permiten al conductor rebasar el carril contrario, exige que haya disminuido notablemente la velocidad a la hora de efectuar la maniobra. Incluso si es necesario, el conductor deberá reducir su marcha hasta igualar la velocidad de los ciclistas o detenerse por completo. En cualquier caso, la norma que prevalece es la de realizar un adelantamiento seguro.
  3. El conductor del vehículo que adelante a un ciclista deberá guardar una separación lateral mínima de 1,5 metros. No respetar esa norma puede conllevar la detracción de 4 puntos del carné de conducir, además de una multa de 200 euros.
  4. Cuando efectúe el conductor un adelantamiento, también tendrá que tener en cuenta a los ciclistas que circulan en sentido contrario, puesto que está terminantemente prohibido poner en peligro o entorpecer a los ciclistas que circulen en sentido contrario a su adelantamiento.
  5. El artículo 54 del Reglamento General de Circulación autoriza la circulación en grupo de los ciclistas, en columna de a dos, salvo en los tramos sin visibilidad, como curvas, cambios de rasante o zonas de niebla, donde deberán hacerlo siempre lo más a la derecha de la vía colocándose en fila india.
  6. En autovías los ciclistas sólo podrán circular por el arcén, siempre y cuando sean mayores de 14 años y no exista prohibición expresa al respecto. El incumplimiento de esta norma conllevará una multa de 200 euros.
  7. Los ciclistas que circulen por carril-bici, paso para ciclistas o arcenes señalizados, tendrán siempre la prioridad.
  8. Si no existe una vía habilitada para ello, los ciclistas deberán ajustarse a las características de la carretera por la que circulan. Si van por vía urbana, deberán hacerlo pegándose los máximo posible a la derecha de la calzada, a una distancia tal que puedan ser adelantados con facilidad sin tener que estar pegados al borde de la carretera como para que su propia marcha corra peligro. El mismo supuesto se exige en una vía interurbana, con la diferencia de que en estos casos es obligatorio hacerlo por el arcén, en el caso de haberlo.
  9. Los ciclistas están obligados a llevar casco debidamente homologados, cuando circulen por vías interurbanas, al igual que sus pasajeros – niños menores de 7 años que viajen sentados en una silla igualmente homologada -. Sin embargo, dicha norma cuenta con ciertas excepciones, ya que el ciclista no tendrá que llevar el casco en rampas ascendentes, en condiciones de extremo calor o por prescripción médica siempre y cuando esté debidamente acreditada. Incumplir esta exigencia supone una sanción de 200 euros. Con la entrada de la nueva Ley de Tráfico en 2016, todos los menores de 16 años deben llevar casco tanto por ciudad como por carretera. En caso de no hacerlo serán sancionados con 200 euros, que deberán pagar los padres o tutores del menor. En el caso de los mayores de 16 años, la ley solo les obliga a llevar casco fuera de las poblaciones.
  10. Los ciclistas pueden circular a una velocidad por debajo del límite establecido en cada vía. Esto permite acabar con ciertos problemas, ya que anteriormente los ciclistas, al igual que otro vehículo, debían circular a una velocidad superior al 50% de lo marcado. Por ejemplo en una avenida de una ciudad con un límite de 50 km/h, se debía circular a 25 km/h como mínimo, lo que para un ciclista es ciertamente complicado, principalmente si se trata de una subida.
  11. Los ciclistas deberán llevar sus bicicletas correctamente iluminadas, es decir, deberán llevar encendidas la luz de posición delantera – blanca – y trasera – roja- si circulan por la noche, durante el ocaso y la salida del sol, en vías urbanas e interurbanas insuficientemente iluminadas o por pasos inferiores o túneles. En vías interurbanas, el ciclista debe llevar prendas reflectantes que permita su distinción a una distancia de al menos 150 metros.
  12. No está permitido circular en bicicleta utilizando el teléfono móvil. El incumplimiento de esta norma conlleva el pago de una multa que asciende a 200 euros.
  13. Los ciclistas no pueden llevar objetos que sobresalgan por delante, más de 25 centímetros por detrás, ni medio metro a cada lado. Sin embargo, no existe limitación en altura.
  14. Circular en bicicleta bajos los efectos de alcohol o de otras sustancias psicotrópicas incurres en una falta grave que acarrea una multa de 500 euros. La tasa máxima de alcohol en sangre que se les permite a los ciclistas es de 0,5 g/l, estando obligados a detenerse y a someterse a la prueba de alcoholemia en caso de ser requeridos por las fuerzas de seguridad del Estado.
  15. Al ciclista no se le pueden detraer puntos de su carné de conducir si lo tiene. El Anexo II de la Ley de Seguridad Vial establece que: ”La pérdida de puntos únicamente se producirá cuando el hecho del que se deriva la detracción de puntos se produce con ocasión de la conducción de un vehículo para el que se exija autorización administrativa para conducir”. Hasta la fecha, la conducción de bicicleta no exige ninguna autorización.

 

¿Qué es la ruta ciclista segura?

Para proteger a los ciclistas, la DGT (Dirección General de Tráfico) ha optado por comenzar a rebajar los límites de velocidad máxima, los fines de semana y festivos, con el objetivo de disminuir aún más la siniestralidad y promover la movilidad segura de los ciclistas.

Está claro que conductores y ciclistas están obligados a entenderse y uno de los pasos es promover la seguridad segura de los ciclistas.

De momento 46 son los tramos de carreteras españolas (hablamos con detalle en este artículo) que llevan la señalización de ruta ciclista segura. Pero, ¿qué son las rutas ciclistas seguras? Se trata de carreteras de doble sentido, sin mucho tráfico, sin puntos negros y sin tramos con concentración de accidentes. Si tiene arcenes pavimentados, el tramo seguro para ciclistas podrá alcanzar una distancia de 25 kilómetros, mientras que en el caso de que así no sea éste se reducirá a 15 kilómetros.

La ruta ciclista segura cuenta además con señales de principio al fin de la ruta que marcan la velocidad específica para ese tramo, la longitud, el horario y los días en la que ésta se aplica. Además, los carteles incluyen la señal triangular de peligro por presencia de bicicletas y el recordatorio de mantener una distancia de separación lateral entre bicicletas y automóviles de al menos 1,5 metros.

¿En qué provincias se encuentran?

Alicante, Cantabria, Cáceres, Cuenca, Córdoba, Jaén, León, Murcia, Soria y Valladolid, son las provincias que por el momento disponen de ellas.

En las mencionadas provincias, la velocidad máxima se encuentra limitada a 80 km/h, cuando el arcén se encuentra pavimentado y tenga un ancho mayor a 15 metros, o de 70 km/h a 60 km/h, cuando no se encuentra.

¿Cuál es su objetivo?

Garantizar la seguridad de todos los usuarios de este tipo de vías, que forman parte de la ruta turística segura, que limita la velocidad en períodos y horas concretas: festivos, fines de semana y períodos estivales. Además, estos tramos se encontrarán vigilados por los helicópteros de la DGT.

 

Diez consejos imprescindibles a la hora de circular

Salir a la carretera con la bicicleta se puede convertir en un deporte de riesgo sino sabes tomar las precauciones adecuadas. Por ello, tanto si eres un experto como un principiante, debes tener en cuenta una serie de consejos que harán de tu experiencia sobre ruedas más llevadera aparte de aportar un plus en seguridad.

  1. Antes de cada salida, vigila el estado de tu bicicleta. Sólo así te evitarás desagradables sorpresas. Comprueba el estado en que se encuentra la cadena, por ejemplo si se encuentra oxidada y el de los frenos, si están flojos. También revisa la presión de las ruedas y por su puesto, ajusta el manillar, evitando en todo momento que se encuentre flojo.
  2. No olvides nunca ponerte el casco, incluso los días de calor, pues este elemento absorbe impactos, en la cabeza, llegando a evitar importantes lesiones que pudiéramos tener a consecuencia de un golpe.
  3. Evita la climatología adversa. Los días de viento y lluvia incrementan el peligro en la carretera y los de niebla densa pueden llevar a no ser visto por los conductores.
  4. Respeta siempre el código de circulación. Recuerda que eres un vehículo más y como tal debes actuar en consecuencia respetando la señalización, marcas viales, semáforos, etc.
  5. Planifica las salidas con antelación, procurando escoger la ruta con menor tráfico y que cuenten con un arcén ancho. Como medida de precaución, se debe de dejar medio metro entre la rodadura de la bici y el límite de la carretera. Evita circular por carreteras abandonadas, ya que en caso de tener un accidente, es muy difícil que te puedan auxiliar.
  6. Procura salir en grupo, ya que ante cualquier accidente o avería os podéis ayudar los unos a los otros- Además el conductor suele ver mejor a un grupo de ciclistas que a uno solo y ante cualquier delito por parte del conductor, siempre habrá testigos. También es importante que quien encabece el grupo avise al resto de posibles obstáculos en la calzada como piedras, cristales o tierra suelta, ya que los que circulan por detrás pueden no percatarse de ello, con el consiguiente accidente.
  7. A la hora de circular, puedes hacerlo en fila india o en paralelo. Aquí hay división de opiniones, pues aquellos que consideran hacerlo en paralelo, piensan que los ciclistas obligan al conductor a frenar y a extremar las precauciones a la hora de adelantar. Nuestro consejo es hacerlo en fila india. Ten bien presente que antes de dar el relevo es muy importante asegurarte que no viene nadie detrás.
  8. Extrema las precauciones en los descensos, ten en cuenta que a mayor velocidad, mayor riesgo de sufrir un accidente y más fuerte es el impacto de llegar a tenerlo. Es una actitud irresponsable lanzarse a tumba abierta, buscando batir el récord de velocidad, emulando a cualquier ciclista profesional. Ten en cuenta que por muy bien que conozcas la carretera, puede haber arena o gravilla suelta, que puedan hacer que pierdas el control. También está el consiguiente peligro de invadir el carril contrario en curvas de escasa o nula visibilidad, para tomarla más rápido. De hacerlo de esta manera, puedes llevarte la desagradable sorpresa de encontrarte con un vehículo o un animal. Jamás te dejes llevar por tu oído, ten bien presente que el aire al descender te impide oír la presencia de vehículos.
  9. Señala la maniobra que vayas a realizar de manera clara, concisa y con suficiente antelación.
  10. Por último, practica el deporte de la bicicleta con conocimiento de tus cualidades sin pretender nunca sobrepasar el límite de tu cuerpo, ya que de hacerlo puede traerte importantes consecuencias en forma de lesiones – sobrecargas, tirones, calambres- , causarte desfallecimiento o incluso provocarte la muerte.

 

Fotos | Javier_83, Skoda

 

Circula Seguro | ¿Se puede adelantar a un ciclista pisando la línea continua?

Circula Seguro | Las bicicletas y motos, en el punto de mira de la DGT