Estas son las últimas y más rompedoras propuestas en seguridad vial que trae el coche autónomo

coche autonomo seguridad vialEl Salón CES de Las Vegas se ha celebrado a comienzos de este 2019. Se trata de una cita, no solo con la tecnología, sino con las últimas novedades en movilidad. El coche autónomo se ha convertido en un protagonista habitual del mismo, con sistemas cada vez más impresionantes. Se espera que muchas de estas tecnologías lleguen al mercado a lo largo de la próxima década y que traigan consigo preciados beneficios para la seguridad vial.

Y es que aunque el CES es un escenario que los fabricantes de automóviles aprovechan para presentar sus avances como si de fuegos de artificio hablásemos, detrás de ello encontramos el germen para que la siniestralidad vial se convierta en una excepción.

En esa línea, son muchas las compañías que han presentado nuevos sistemas de infoentretenimiento hacia un nuevo nivel, el que propicia la conducción autónoma plena, una vez se alcance el último escalón de sus etapas. Los sistemas de infoentretenimiento son un motivo de preocupación actual por suponer un factor de distracción. Sin embargo, con la llegada de la conducción autónoma, el riesgo no solo desaparecerá, sino que el entretenimiento a bordo cobrará una nueva dimensión.

Toyota Guardian, desarrollado para evitar el accidente

Ahora bien, centrándonos en la esfera de la seguridad vial y en las soluciones más directas e inmediatas presentadas, el sistema presentado por Toyota es una de las propuestas más interesantes. Bautizado como Toyota Guardian, se basa en una tecnología dirigida a las etapas intermedias de la conducción autónoma, aquellas en las que el conductor sigue tomando decisiones y la tecnología se limita a la asistencia.

coche autonomo seguridad vialEl fabricante japonés se centra en una etapa más cercana para tratar de solventar conflictos actuales que arroja el coche autónomo. No podemos olvidar que son muchas las voces oficiales que avisan que los sistemas de asistencia y de conducción autónoma se encuentran todavía en un periodo prematuro.

Con Toyota Guardian, la compañía nipona pretende esbozar un primer sistema de seguridad inteligente en el vehículo, antes de pensar en ir más allá. Además, la intención es que se pueda aplicar de forma efectiva. Llega inspirado por una accidente, sin víctimas, producido en California y en el que se vieron implicados modelos de Toyota en pruebas.

Los ingenieros del fabricante tuvieron en cuenta este suceso para el desarrollo del sistema, en el que el coche toma el control durante un tiempo establecido para evitar accidentes insalvables para conductores humanos. La tecnología de Toyota sería capaz de predecir, más allá de las capacidades de un conductor humano, una situación de riesgo y reaccionar antes que nada o nadie. El sistema se estrenará en 2022 a través del sello Lexus.

Hyundai Elevate al rescate en el CES

Fabricantes como BMW avanzaron también en sus sistemas de conducción autónoma Vision iNext y presentaron un prototipo de motocicleta autónoma con la R1200 GS, confirmando que la conducción autónoma también llegará para las dos ruedas.

Sin embargo, llama más la atención el prototipo Elevate innovado por el fabricante coreano Hyundai en el CES. Un concept que se antoja más como un vehículo espacial y marciano que terrestre. Pese a suponer una visión tan futurista, aporta una perspectiva no tan explotada, hasta el momento, por la conducción autónoma.

Y es que el Hyundai Elevate puede ir más allá de terrenos asfaltados, gracias a que sus ruedas se convierten en patas robóticas que permiten que el vehículo camine o incluso escale. Esta concepción es especialmente útil en el ámbito de superar riesgos invernales o del rescate. Como servicio de emergencias, podría intervenir en situaciones en las que el acceso a un coche siniestrado resulta más complicado.

Bosch, protegiendo a los conductores de motos y camiones

coche autonomo seguridad vialEn un plano más actual y pragmático, Bosch presentó en el CES dos novedades muy interesantes para la seguridad vial. La primera es un radar específico para motos para aumentar su seguridad. Lo hace proporcionando al conductor una imagen del entorno del vehículo, con la posibilidad de actuar por sí mismo y en coordinación con motorización y frenos para evitar un accidente. Bosch estima que este sistema podría prevenir una de cada siete accidentes de moto.

La otra novedad del fabricante alemán se llama Mirror Cam y ya está disponible para el camión Mercedes-Benz Actros. Consiste en un sistema de visión de 360º, como el que ya ofrecen algunos modelos de coche, con cámaras digitales compactas que sustituyen a los retrovisores. De este modo, el conductor recibe en la cabina la imagen en tiempo real de lo que ocurre a su alrededor. Además, Mirror Cam mejora la aerodinámica al despojar al camión de los retrovisores.

Como vemos, la seguridad vial del futuro ha salido beneficiada tras el último Salón CES. Prueba de ello es que muchos de los avances son aplicables ya o en un corto plazo. Veremos qué ocurre con el resto, con las más futuristas. Buen ejemplo es el coche autónomo que General Motors introducía en 2018 y que se espera para este año.

En Circula Seguro | Volvo se da tres años para lanzar su primer modelo casi autónomo

Imágenes | Hyundai, Toyota y Bosch