Artículos en la categoría Conducción eficiente

Las fases del siniestro vial (y 3): situación límite

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un escenario vial por donde nos movemos como conductores o peatones y donde experimentamos en cualquier incidente rodado las fases de percepción, respuesta y, por último, la menos deseada por tratarse de una situación limite, como es, el conflicto.

Situación límite podría ser el título de una buena película pero no viene al caso aunque sí relacionado con el tema de hoy ya que puede representar la última fase en la que se divide el siniestro vial, es decir, el momento en el que se produce físicamente el incidente. Una fase que puede dividirse: en momentos o lugares, punto de máximo efecto, colisiones reflejas y posiciones finales.

Leer más…

Las fases del siniestro vial (2): Decisión y respuesta

crossroads

Como dijimos en el artículo anterior sobre la percepción, el incidente con ocasión de la movilidad entre el tráfico de vehículos (con o sin motor), peatones y ciclistas, ya sea en casco urbano o interurbano, no se produce de forma repentina o de forma azarosa, sino que se trata de una sucesión encadenada de hechos que se producen en dos dimensiones físicas: en un terreno, sitio o lugar y en un intervalo de tiempo.

Dentro de ese escenario vial por donde nos movemos, tenemos que tener en cuenta que no estamos exentos de sufrir un incidente vial bien como peatón o como conductor. La fase de percepción nos pone en alerta ante un hecho inesperado como puede ser, por ejemplo, un vehículo que nos precede y frena de forma brusca o la irrupción súbita de un peatón. En todo caso, será la fase de decisión la que nos servirá para dar respuesta a ese peligro.

Leer más…

Las fases del siniestro vial (1): Percepción

3838933387_7cd9338027_z

El incidente o siniestro vial con ocasión del tráfico de vehículos (con o sin motor) y en donde también participan peatones y ciclistas, ya sea en casco urbano o interurbano, no se produce de forma repentina o como caído del cielo (falsa creencia), sino que se trata de una sucesión encadenada de hechos que se producen en dos dimensiones físicas: en un terreno, sitio o lugar y en un intervalo de tiempo.

El escenario vial ya lo conocemos, es decir, es por donde nos movemos. Un espacio donde existen varias zonas, fases o áreas para explicar o reconstruir lo sucedido dentro de una secuencia temporal recorrida por un vehículo o peatón. Pues bien, una de esas fases sería la percepción, es decir, la acción y efecto de comprender o conocer algo.

Leer más…

Cómo conducir con stop-start (y 2)

Cómo conducir con stop-start

Hace ya unos días que os debía la segunda parte del artículo sobre cómo conducir un vehículo equipado con el sistema de stop-start. En la primera parte vimos más bien la parte teórica para entender bajo qué condiciones el motor dejará de funcionar al detener el coche. Hoy nos centraremos en la parte más práctica, sobre cómo sacar el mayor provecho del sistema sin exigir demasiado a sus componentes.

Obviamente, el hecho de que el motor se apague durante las detenciones momentáneas puede, a la larga, suponer un gran ahorro en combustible. No obstante, ello no substituye el resto de actitudes que debemos observar en la conducción económica.

Leer más…

Cómo conducir con stop-start (1)

Cómo conducir con stop-start

El sistema stop-start, o autostop, está cada vez más implantado en vehículos de todas las gamas, si bien quizá es más conocido por su nombre invertido: start-stop. Como todos sabemos, se trata de un sistema que apaga automáticamente el motor al soltar el embrague en punto muerto con el objetivo de ahorrar combustible.

Vamos a dedicar un par de artículos a hablar sobre este sistema cada vez más común en nuestros vehículos. Hoy nos centraremos en las cuestiones más bien teóricas, intentando afrontar las dudas que normalmente suscita el sistema stop-start. En la segunda parte, dentro de siete días, hablaremos de las cuestiones más bien prácticas, viendo los pequeños cambios que debemos aplicar a la conducción para sacar el máximo provecho al sistema.

Leer más…

Aparcar correctamente, una necesidad de seguridad

Aparcar correctamente

Nos comenta Javier por correo electrónico que deberíamos hacer más hincapié en las consecuencias no aparcar correctamente en calles y plazas de estacionamiento, tanto por dejar poco espacio alrededor del vehículo como, lo más frecuente, por dejar el vehículo nadando entre dos plazas, ocupando el espacio que le corresponde a los demás.

Si atendemos al clásico trío de facultades necesarias para una conducción segura (conocimientos, destrezas y actitudes) encontramos no tanto falta de conocimientos como algo de escasez de pericia –según el caso– y, sobre todo, una cuestión actitudinal. Pero ¿tiene esta actitud incívica alguna conexión con el mundo de la seguridad? Se puede decir que sí, y vamos a ver el porqué.

Leer más…

‘La tercera oportunidad’ (23): Manos al volante

La Segunda Oportunidad - La tercera oportunidad

La semana comienza con la habitual entrega de nuestra serie ‘La tercera oportunidad’ para repasar y compartir con vosotros la famosa y pionera serie de TVE de finales de los años setenta: ‘La segunda oportunidad’ presentada por Paco Costas, actual director de la Escuela de Conducción del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), para abordar el tema de la seguridad vial por aquellos años.

Pues bien, en esta ocasión, hablaremos sobre la correcta posición a la hora de conducir y, en concreto, sobre el manejo del volante. La posición de conducción requiere el uso de las dos manos para agarrar el volante ya sea tanto en curva como en un tramo recto; salvo, que se usen otros dispositivos necesarios a la conducción y que éstos no resten a la buena marcha y dirección del vehículo. Una técnica que se enseñaba antes, ahora y mientras la dirección de un vehículo esté controlada por el hombre a través del volante.

Leer más…

Compartir coche, una alternativa para viajar

152648817_f9705c4da2_z

Compartir coche es una nueva forma de movilidad por carretera. La necesidad de ahorro por la crisis, ir acompañado y el respeto al medio ambiente pueden ser los ingredientes perfectos para plantearnos, antes de emprender un viaje, el hecho de compartir alguna plaza libre que nos quede en nuestro vehículo. Una operación que puede suponer un ingreso extra para el que anuncia el viaje en coche tras fijar un precio y un ahorro para quién accede a viajar.

Una forma de viajar que se está llevando a la práctica gracias a las redes sociales y a través de diversas plataformas que se dedican a ésta gestión. Por tanto, estamos ante una alternativa al transporte de personas por carretera gestionada por empresas privadas pero que cualquiera puede acceder a ellas accediendo a través de internet.

Pues bien, veamos cómo realizan esta gestión algunas de éstas empresas dedicadas a compartir coche.

Leer más…

Las cuatro resistencias opuestas al avance del vehículo

ferrari-599-fiorano-aerodinamica

La conducción eficiente se rige por una serie de reglas sencillas para conseguir: un bajo consumo de carburante, reducir la contaminación, mayor comodidad a la hora de conducir y disminuir riesgos en la carretera. Unas reglas eficaces que tratan de aprovechar las posibilidades que ofrecen las tecnologías de los nuevos vehículos.

Pues bien, si tenemos en cuenta que el vehículo es una máquina de consumo, independientemente del comportamiento del conductor y su manera de conducir, el coste será aún mayor si no tenemos en cuenta las cuatro resistencias opuestas al avance del vehículo relacionadas con el estado de sus neumáticos, peso, carga, dimensiones, etcétera… Pero, veamos más detalles.

Leer más…

‘La tercera oportunidad’ (4): Mal uso de la potencia

La tercera oportunidad - Análisis sobre La segunda oportunidad

Acudimos a nuestra cita semanal con ‘La tercera oportunidad‘, un especial donde los editores de Circula seguro comprobamos cómo ha tratado el tiempo a la mítica serie ‘La segunda oportunidad‘ de Paco Costas. En esta ocasión nos corresponde rememorar el cuarto episodio de la serie, titulado Mal uso de la potencia del motor. Al respecto, la utilización de la potencia en la conducción tiene dos vertientes.

La primera, predominante la mayor parte del tiempo, es el uso efectivo de la potencia. En este casos, los principios de conducción eficiente recomiendan seleccionar la marcha más larga posible, y realizar los cambios de velocidad de forma paulatina. La segunda vertiente involucra aquellas situaciones donde es necesario exprimir al máximo el motor para concluir rápidamente una maniobra, como una salida en una intersección o un adelantamiento. En este segundo caso, el consejo se invierte: conviene seleccionar una marcha corta.

Leer más…