Bosch MSC, el ABS definitivo para las motos

Bosch MSC

Si el ABS es eficaz en un vehículo de cuatro ruedas para mantener el control cuando realizamos una frenada de emergencia, imaginaros en una moto en la que sólo tenemos dos ruedas en contacto con el asfalto (y frenando fuerte, a veces sólo una) y además por construcción es, digamos, dinámicamente inestable.

Ya hablamos de su utilidad sobre todo en frenadas de pánico. Además, por suerte y para mayor seguridad para todos, será obligatorio en toda la Unión Europea en un par de años. Pero aún siendo infinitamente más seguro que unos frenos convencionales, por las propias características de las motos no evita caídas cuando se frena con la moto inclinada.

Esta suele ser una de las caídas más comunes. O bien frenas tan de repente que a la rueda delantera no le da tiempo a recibir la trasferencia de peso que aumenta su rozamiento con el asfalto y con ello, la capacidad de frenada sin bloquear; o bien entras demasiado rápido en una curva y al tocar el freno delantero o bien no soltarlo a tiempo, acabas en el suelo.

Bosh, una empresa que siempre está a la vanguardia de los sistemas de seguridad para los automóviles ha presentado hace algunos meses el Bosch MSC. Es trata de un ABS que tiene en cuenta multitud de parámetros de la moto (velocidad de giro de las ruedas, angulo de inclinación de la moto, ángulo de “picado” de la moto, la aceleración que soporta el sistema, la presión aplicada a los frenos y alguno más que no especifican) y gracias a ello es capaz de saber cuánta debe ser la cantidad justa de presión en los frenos para no caerse.

Además, este cerebro inteligente reparte eficazmente la frenada entre las dos ruedas según sus posibilidades aunque el conductor solo esté actuando sobre uno de ellos. Con ello se consigue aumentar la seguridad, disminuir la distancia de frenado y minimizar los errores de pilotaje en situaciones complicadas. Veamos cómo funciona.

Como podemos ver, el aumento de seguridad sobre la moto llega hasta límites insospechables, consiguiendo que sean todavía más seguros independientemente de la experiencia del conductor que va a sus mandos.

Vía | Motorpasión Moto
Vídeo | Bosch 1, 2, 3

  • Todavía me duele cuando me acuerdo (no hace mucho) hablando con el dueño de una tienda de motos en Salamanca, éste menospreciaba las motos con ABS porque dicho sistema “podía fallar”.
    Había 2 respuestas:
    -Entonces mejor sin ABS que al menos tienes la total certeza que no va a funcionar.
    – Entonces mejor sin ABS por si de casualidad se activa en caso necesario.

    Un abrazo
    (Observadores de la Seguridad Vial)

  • Napl

    El tema de seguridad en motos va como dos décadas por detrás de la de los automóviles. Lo que ofrecen es potencia, igual que en los años 80 y 90 en los anuncios de coches.