Besafe Pregnant, el cojín de ajuste de cinturón para embarazadas

Cinturon Besafe Pregnant

Recientemente ha vuelto a mi memoria el uso del cinturón de seguridad por parte de las mujeres embarazadas después de que dos amigas mías me comunicasen que iban a ser madres. Lo primero que hice, después de felicitarles por la buena noticia, fue recomendarles encarecidamente que se hiciesen con un cojín de ajuste de cinturón de seguridad especial para ellas, por su bien y por el de su hijo.

La seguridad vial siempre está presente en todo lo que hago (que remedio, escribiendo aquí si no predico con el ejemplo, mal vamos…) y por eso en cuanto me enteré hace ya año y medio que mi mujer estaba embarazada, me fui corriendo a una tienda de bebés para hacerme con uno de estos cojines, en concreto con el Besafe Pregnant aunque sé que existen otros modelos en el mercado.

Ya desde el primer mes de gestación, mi mujer comenzó a sentir molestias cuando se ponía el cinturón de seguridad ya que la banda horizontal le oprimía el abdomen y le incomodaba. La solución es relativamente fácil: bajarla todo lo posible de forma que la presión la ejerza sobre la pelvis y no más arriba. Sin embargo, en cuanto te mueves un poco, el cinturón tiende a colocarse de nuevo donde no debería estar, y de nuevo resulta incómodo.

Cinturon Besafe Pregnant

Para evitar esto, la solución es de lo más sencilla ya que un simple cojín con una hebilla que sujeta la zona horizontal del cinturón hará que las mujeres embarazadas se sientan mucho más cómodas y puedan usar el cinturón sin ningún problema y sin ningún peligro para el feto.

Así, el Besafe Pregnant se trata simplemente de una especie de cojín (de mullido reducido) con una tira en su parte delantera que termina en un enganche con dos corchetes. Por la parte de atrás, una correa nos permite fijarlo al respaldo del asiento y que permanezca inmóvil.

Su uso es de lo más sencillo: no sentamos encima de él y nos colocamos el cinturón de seguridad como lo haríamos normalmente. Cogemos la parte horizontal y tiramos de ella hacia abajo hasta pasarla por dentro de la especie de pinza que tiene los dos corchetes. Los cerramos y el cinturón nos quedará colocado por debajo del abdomen durante todo el tiempo. Para quitarlo solo tenemos que hacer la operación inversa.

Puede ser utilizado indistintamente en los asientos delanteros o en los traseros y como único inconveniente podemos destacar su uso con faldas o vestidos ya que obligarán a levantarlos para poder enganchar el cinturón.

El precio del Besafe Pregnant es de aproximadamente 54 euros y lo podemos encontrar en la mayoría de centros comerciales y tiendas especializadas aunque a continuación tenéis toda la información que necesitéis.

Más información | Besafe Pregnant