Australia: aprender a conducir a los 12 años… pero en manos de profesionales

CAMS Ignition: formación vial en Australia

Hace ahora justamente cuatro años, debatíamos en Circula Seguro acerca del caso de Clàudia Fornos, una chica de 12 años a la que su padre, profesor de formación vial, quería enseñar a circular recorriendo España. Ya entonces dijimos que había motivos para estar a favor y en contra de la medida, dejando muy claro de entrada que todo era absolutamente legal, y lo mismo sucede ahora que en Australia se plantean la enseñanza de la conducción a estudiantes de instituto.

Como sucedía en el caso de Clàudia Fornos, la enseñanza no corre a cargo de una persona cualquiera. En aquel caso, se trataba de un profesional acostumbrado a trabajar con el doble mando cada día. En el caso australiano, la instrucción de los chavales de entre 12 y 18 años en el manejo de vehículos recae en ex pilotos de competición. Y lo más destacable es el motivo por el que lo hacen.

La razón a largo plazo es reducir la siniestralidad vial en Australia, un objetivo prioritario en nuestras antípodas. Quizá a nivel global dentro de la sociedad australiana el papel más destacable por la mejora de la seguridad vial lo representa, en el estado de Victoria, la TAC (Transport Accident Comission), que lleva desde 1989 lanzando campañas de concienciación para reducir la mortalidad vial, y desde luego sus mensajes han ido calando en la población.

CAMS Ignition

Desde 2010, sin embargo, el programa CAMS Ignition, impulsado por la Confederación Australiana de Deportes de Motor (CAMS) va más allá y ofrece cursos de conducción a quienes todavía no han tocado un coche. En circuito y entre conos los chavales aprenden el manejo del coche, incluyendo por ejemplo frenadas a diferentes intensidades.

CAMS Ignition está dirigido a preconductores y conductores noveles, por ser un grupo de riesgo en Australia, y sus líneas de actuación se definen en varios puntos:

  • Aprovechar el interés y el entusiasmo que tienen los jóvenes por los coches y la conducción.
  • Redirigir el deseo juvenil de la diversión sobre ruedas hacia el automovilismo como un deporte de motor en un entorno seguro y controlado.
  • Promover el uso responsable de los vehículos en la carretera.
  • Mejorar las actividades relacionadas con la seguridad vial combinando la teoría de la educación vial y la transferencia de conocimiento.
  • Alentar a los jóvenes y a los padres a participar en el debate sobre cuestiones tales como las estadísticas de los conductores jóvenes y el comportamiento social relacionado con la conducción.
  • Involucrar a la comunidad, a sus líderes, a los padres, a las empresas, a la Policía y a otros organismos, en las actividades dirigidas a conductores jóvenes, ofreciendo a las comunidades la posibilidad de trabajar con el CAMS y sus 430 clubes de automovilismo.
  • Utilizar personalidades relevantes del mundo del Motor como embajadores de CAMS Ignition.

CAMS Ignition: formación vial en el aula

Aprender a conducir, una asignatura más en el cole

Ahora, en 2012, la formación vial de los jóvenes en Australia ha vuelto al primer plano a consecuencia de que la tetracampeona de rallies Sue Evans esté realizando una prueba piloto de enseñanza de la conducción en el Instituto Heathfield de Adelaida, capital del estado de Australia Meridional. La actividad de Evans cuenta con el apoyo del CAMS dentro del programa CAMS Ignition.

Explica Evans que al tener en casa un hijo adolescente aprendiendo a conducir, le entraron las ganas de impartir educación vial entre los jóvenes, mostrarles los peligros de la carretera derivados de su experiencia como piloto y educarlos sobre los que considera principales factores de riesgo entre los jóvenes: distracciones, velocidad, falta de distancias y alcohol al volante:

Los chavales necesitan comprender la consecuencia de sus actos y programas como CAMS Ignition aportan la educación necesaria para ayudarles a tomar decisiones más seguras.

Sin embargo, hay otro punto que resulta aún más revelador y que encontramos no en las palabras de Evans sino en las del articulista que publica la noticia en ABC News, lo que nos aporta una visión mucho más global, más de la calle. Dice que el programa piloto que se desarrolla en Adelaida intenta enseñar a los chavales de 12 a 18 años buenos hábitos de conducción antes de que los chicos adquieran malos hábitos de sus padres o amigos. Touché.

Y es que a esas edades los jóvenes son una esponja: lo mismo aprenden a realizar una frenada con esquiva de forma magistral que aprenden a coger el volante con una sola mano y a pegarse al coche de delante simplemente porque es lo que han visto hacer en sus casas. Y luego pasa lo que pasa.

Vía | ABC News
Más información | CAMS
En Circula Seguro | 20 años de campañas en Australia, un gran vídeo para la reflexión colectiva, ¿Autoescuelas o cursos de conducción avanzada?

  • 51919

    Deberian hacer eso aqui en españa dejar enseñar a menores de si no es 12 años 15 a 18 (por ejemplo) y se enseñarian antes y mejor porque mi padre me enseña a conducir ¿voy a estar en el mismo descampado los 2 años que me quedan hasta tener los 18? no creo
    PD: Lo que cuenta es el piloto/conductor 😀

    • eff8

      Hola Fran:

      Entiendo perfectamente tus ganas de conducir, puedes creerme, porque a mí me pasó lo mismo desde que tengo memoria. Imagino que lo sabes, pero por si acaso… Conducir sin permiso es delito, de tres a seis meses de prisión, más multa y dos años (2) sin poder obtener el permiso. No es ninguna tontería y casi nadie le da importancia, parece que en España se puede hacer lo que se quiera, que nunca pasa nada… pero es falso. ¡Sí que pasa! Esa pena de prisión no se cumple si no se tiene edad penal y se carece de antecedentes, ¡pero crea antecedentes!

      Dices que andas por un descampado, pero puede ser vía o espacio público igual, ¡ojo! De todos modos, aunque el terreno fuese privado también está prohibido.

      Hoy por hoy, en España (y mucho me temo que de aquí a dos años esto seguirá igual) la única posibilidad de conducir legalmente turismos o motos (no ciclomotores) antes de los 18 años es con un coche de autoescuela y profesor al lado o en circuito cerrado para competir y federado, bueno, también está la opción del kart en circuito cerrado, claro. La primera opción creo que es la mejor, pero algunos de mis colegas no lo entenderían, tendrías que buscar uno que conecte bien contigo y con lo que tú quieres, pero los hay. La segunda, solo merece la pena si tienes unas cualidades fuera de lo común para conducir y es, con diferencia la más cara, pero si uno tiene ese don se amortiza de sobra… si hay suerte. La tercera es la más asequible y no es mala, además, y aunque no sé dónde vives, hay circuitos de karts por casi toda España, también se aprende, y mucho más de lo que parece, se hacen muchas “manos”. Todas cuestan un dinero, pero a veces, son opciones muy baratas comparado con los costes en que puede derivar aprender de otro modo. Creo que conviene que lo penséis seriamente tu padre y vos.

      Un saludo y ánimo, el tiempo pasa muy rápido.

  • escargot

    Ya en su día dije que lo de que los padres pudieran enseñar a sus hijos ni hablar. Y ahora nos remontamos seis años sobre la edad legal pero mira, esto lo veo diferente. Hace unos días salió el tema de la educación vial en las escuelas y ésta sería educación vial de primera.

    Lo mejor eso, que antes de que aprendan los vicios de su entorno pueden aprender buenos hábitos. Eso sí, hasta los 18 nos limitamos al circuito. Hay que ser legales. 🙂

  • escargot

    He leído la historia de Clàudia Fornos. ¿Qué pasó al final?

  • Elisa

    Si le digo a mi hijo mayor que en Australia el año que viene puede aprender a conducir con un/a piloto profesional… ¡me pide irnos a Australia!!!

    Qué maravilla! Me encanta esta noticia.

    • eff8

      Yo haría lo mismo o me meto de polizó en el primer barco que encuentre..¡Saludos!

  • eff8

    Con bastante menos de 12 años y unos cuantos cojines, de vez en cuando, dejaba conducir a mi hijo mayor, prácticamente, fuera de vía pública. Con 15 empecé a enseñarle en serio por todo tipo de vías. Soy profesor de autoescuela y teníamos doble mando, claro. Ahora tiene 35 años y el resultado ha sido excelente, aunque estoy convencido de que el mérito ha sido fundamentalmente suyo, lo digo muy en serio.

    Respecto a la iniciativa de Australia, me parece muy buena idea, ¡ya era hora! Mas nunca es tarde. Aquí, creo que hace algo parecido (o lo intenta) CISVIAL, en Asturias, pero no sé muy bien cómo funciona. El mayor problema, creo que está en que si uno aprende a conducir unos cuantos años antes de que pueda hacerlo solo y legalmente, quizá genere mucha ansiedad en el alumno y seguro que sería muy tentador “tomar prestado” el coche de los padres en un descuido de estos. En el caso de los chicos, sobre todo, ¡qué difícil evitar presentarse delante de amigos, y chicas, conduciendo un coche! Pero si se estableciese esa forma de aprender de un modo sistemático, perderían todo sentido las exhibiciones.

    No hay límite de edad para escalar (conozco niños de 8-10 años que han hecho cumbre en el Mont Blanc), esquiar, andar en bici… Y puede ser muy peligroso. Se puede pilotar una avioneta con 16 años; en el Reino Unido se puede conducir con 17, en Estados Unidos –al menos en algunos estados- con 16. No sé. La edad penal, si no me equivoco, en España está en 16 años. Merecería la pena estudiarlo seriamente porque tiene una ventaja incuestionable: el nivel de conducción general daría un paso de gigante. Puede tener inconvenientes serios, pero creo que se podrían eliminar; el más importante que veo es la casi infinita prolongación de la mentalidad infantil (de niño mal criado) y adolescente que tanto abunda actualmente. Es muy importante y urgente que padres y maestros formemos mejor y más seriamente a las generaciones futuras. En que puedan valerse por sí mismos lo mejor posible radica su supervivencia. La sobreprotección me parece homicida.

    Un saludo.

    • escargot

      El problema es que la mentalidad infantil sobrepasa todas las barreras. Hay mucha gente que, a pesar de tener muchos años, tiene una mentalidad de crío de cinco años.

      • eff8

        ¡Muy cierto, qué razón tienes! Aunque pasen (o pasemos) del medio siglo.
        El caso es que he tenido no pocos alumnos que demostraban tener más sentido, conocimiento y responsabilidad que sus padres y, cuando tenía un poco de confianza con estos, les solía decir muy serio: “Tenéis unos hijos que no os merecéis”.

        Un saludo, escargot.

        • escargot

          La duda es de dónde los habrán sacado, porque cuesta más cambiar lo bueno que lo malo.

  • safedriver

    ¿Y quién ha dicho que un piloto profesional tenga que ser un buen formador?