Aumentar la vigilancia un 10% reduciría un 5% los accidentes mortales

Incrementar la vigilancia en carretera en un 10% contribuiría a reducir los accidentes de tráfico mortales en carretera en más de un 5 %, al menos así lo asegura el estudio de la Fundación MAPFRE: “La contribución a la seguridad vial de la supervisión del cumplimiento de las normas de circulación”, que se ha realizado en colaboración con la Universidad de Sevilla y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC).

El citado estudio tenía por objetivo dar a conocer el impacto que tiene la supervisión del cumplimiento de las normas de circulación sobre la seguridad vial y la reducción de los accidentes mortales en las carreteras españolas si se incrementaran las labores de control por parte de las autoridades.

Según este informe una mayor supervisión policial, sobre todo a través de los agentes, contribuye a una relevante reducción de los accidentes de tráfico e incumplimiento de las normas de tráfico. Incluso llega a asegurar que un incremento del 10% en el número de efectivos podría reducir en un 5,3% las víctimas de accidentes en un año.

Para alcanzar tal significativos datos se han analizado unas variables que afectan no solo a la mortalidad vial sino también a las tareas realizadas por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y a la entrada en vigor de la nueva legislación desde el 2006 al 2015. El estudio refleja que, durante ese período se han reducido en 510 el número de fallecidos, como consecuencia de la tareas de mayor vigilancia y supervisión de los agentes.

 

¿Son realmente útiles los radares?

A juzgar por los resultados arrojados por el citado estudio sí, ya que un incremento del 10% en el número de controles de velocidad por radar realizados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil reduciría en un 4% el número de víctimas mortales.

El estudio aclara además, que si la actividad de vigilancia aumentara de nuevo hasta los niveles medios obtenidos en el período comprendido entre 2005 y 2015, en los próximos 5 años se evitarían nada menos que otras 596 muertes en la carretera gracias a la labor del citado cuerpo de la Guardia Civil. Este incremento de la vigilancia significaría que 119 personas se podrían salvar en 2018, unas 114 en 2019 y aproximadamente unas 108 personas en 2020.

En la línea de incrementar el gasto público en las labores de vigilancia hace hincapié la Fundación MAPFRE. “En España estamos lejos del nivel de saturación de los efectos de la ATGC, por lo que sería eficiente aumentar el gasto público destinado al aumento de efectivos y vehículos y que éste llevaría aparejada una relevante reducción de las víctimas mortales por accidentes de tráfico e incumplimientos de la normativa”, ha señalado Jesús Monclús, Director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE, durante la presentación del estudio.

Sin embargo, un mayor aumento de las tareas de vigilancia no nos llevará por sí solo a lograr el ‘Objetivo Cero’ de fallecidos en accidentes de tráfico. En este sentido, será necesario poner en marcha otras medidas como una mayor concienciación social, una mejora de las carreteras, así como una mayor seguridad de los vehículos, entre otras, con el objetivo que nadie pierda la vida en la carretera, concluye el estudio.

 

Fotos | copsadmirer@yahoo.es, DGT

 

Circula Seguro | Aspectos en el diseño de una ciudad que pueden ayudar a reducir el número de accidentes de tráfico

Circula Seguro | Las claves para evitar 50.000 accidentes al año están aquí