Aprender a conducir ‘a una cierta edad’

Abuela

Al hilo del hilo que han colgado en la sección Respuestas de Motorpasión sobre a qué edad debería retirarse el permiso de conducir (si no le habéis echado un ojo, hacedlo por favor, que hay algunos planteamientos impagables – el primero, el del lector que inicia el debate) me ha venido a la cabeza una anécdota muy repetida en la formación de conductores.

Veréis, os explico un detalle. No sé por qué, pero por mis manos ya hace tiempo que pasan más futuros conductores de una cierta edad (futuras conductoras salvo alguna excepción, para ser precisos) que locuelos chavalines a punto de abrirse camino por la vida, aunque a estos también los formo, claro. Y el caso es que los mayores suelen plantear algunas especificidades que no dejan de ser curiosas.

Cualquiera con dos dedos de frente pensará que las capacidades psicofísicas de una persona, a según qué edades, ya van de bajada, por lo que coordinar las ideas con los movimientos puede costarles lo que no está escrito.

Y tendrán razón quienes así piensen, aunque para contrarrestar ese problemilla basta con calcular que su tiempo de reacción será algo mayor de lo normal. En mi caso, como soy un poco animalico, intento además que estas buenas personas que caen en mis manos recuperen un poquito de reflejos, así que les marco el ritmo como un sargento chusquero que les diera instrucción. Normalmente no hay mayor problema, saben por qué lo hago.

No, no el de los reflejos no es el mayor de los problemas.

Abuela

La indecisión“, dirá otro. Con la edad, las personas tienden a aturullarse y acaban por liarse, de manera que no atinan con las complicadas situaciones que les depara el tráfico.

Bien, es cierto que con la edad la concentración se suele ir de excursión y que las cosas nuevas cuestan de comprender, y más si se juntan todas a la vez. Pero ese problemilla no es nada que una buena libreta, un boli que escriba, unas técnicas adecuadas y unas cuantas toneladas de paciencia no puedan resolver. Ah, y mucho interés por parte de la persona que está aprendiendo, claro, que también eso es primordial.

Así pues, lo de la indecisión tiene sencillo remedio.

Lo que en realidad tira para atrás a muchas personas es el miedo. No el miedo específico a conducir, no. El miedo, sin más. El miedo a perder algo si tienen un problema al volante, un miedo que los jóvenes no sufren de igual manera porque al no haber vivido tanto no sienten que tengan tanto que perder. Sencillamente no tienen tanta conciencia de riesgo, una conciencia de riesgo que a los mayores les sobra.

Abuelos

Si además la persona en cuestión, normalmente de género femenino y ya entrada en años, ha tenido la mala suerte de vivir junto a uno de esos cafres que durante tantos años se han estilado en nuestro país, el miedo se mezcla con la falta de autoestima, y eso sí que cuesta de remontar. Ahí sí que hace falta mucha, mucha paciencia por parte de todos, y la firme convicción de que la motivación es vital para el aprendizaje… y para vivir.

Además, y curiosamente, uno de los mayores problemas que se encuentran los futuros conductores de una cierta edad, ligado de forma permanente al miedo como si fuera la cara oculta de la luna, es la testarudez. Por mucho que les digas cómo se hacen las cosas, tiran al monte cual cabra campestre porque están ya acostumbrados a toda una vida de hacer de su capa un sayo, y cambiar eso cuesta un riñón y parte del otro. A veces es hasta divertido ver cómo pasan de uno, máxime porque sé que con el tiempo las aguas vuelven al cauce… convenientemente redirigidas, claro.

No, no les es nada fácil. Y a estas personas las admiro por su coraje, pero…

Un consejo para jóvenes que no se plantean lo de aprender a conducir: mejor ahora que más tarde, que la vida da muchas vueltas y no se sabe cómo acabará, y no lo digo sólo yo: lo dicen mis alumnas de una cierta edad con el regusto agridulce que da el triunfo de obtener el permiso… tras haber pasado tantos apuros.

Foto | Luca Sartoni, Flor de la Cruz, wickedneuron
En Circula Seguro | Miedo a conducir: ¿cuáles son las causas?, ‘Seguridad Vial para mayores’, una web que aborda… la Seguridad Vial para mayores

  • escargot

    Coincido contigo en que, cuanto antes se saque la gente el carnet, mejor. Y no sólo por lo que cuesta pasada la edad que sea, sino porque mucha gente espera a necesitarlo para empezar y entonces depende de la buena voluntad de la gente de su alrededor para ir a los sitios. Eso lo veo a diario… a cualquier profe le puede tocar tener que conducir (yo misma empecé con una itinerancia por tres pueblos a unos 50 km de casa) pero no os imagináis la cantidad de compañeros que he tenido que me han dicho que se han sacado el carnet pasados los 30 o que ni lo tienen. A veces digo que en las Oposiciones deberían pedirnos el carnet de conducir para identificarnos en vez del DNI.

    Lo malo es que este consejo se contradice con otra cosa que pienso, y es que tener el carnet no debería ser un derecho inalienable. Hay un montón de cafres por ahí que no deberían tenerlo… como han dicho en el enlace, 18 años y 1 día pueden ser suficientes para que a alguien le retiren el carnet. Lo primero que hace falta es educación y responsabilidad, luego ser capaces de pensar a largo plazo… y entonces ya se va a la autoescuela.

  • s63aut

    El problema está en que la conducción requiere de muchas reacciones reflejas que deben quedarnos grabadas para ejecutarlas de forma automática, no podemos conducir pensando “ahora quiero frenar, así que levanto el pie del acelerador y piso el del freno”, bueno, eso es exagerado, pero imagino que entendéis a lo que me refiero, se trata de que, sin perjuicio de que vayamos atentos a todo y de que no conduzcamos en modo “piloto automático” mientras tenemos la mente en otra parte, tampoco conviene que el aprendizaje se haga muy tarde, al estar bastante cerrado nuestro cerebro para almacenar reacciones instintivas.

    En cuanto a lo que dice Escargot, tiene razón en que hay que hacerlo pronto, pero nos podemos encontrar con mucha gente que simplemente no quiera tenerlo o no le apetezca sacárselo porque no lo va a utilizar, de poco sirve sacárselo a los 18 años si se van a pasar la vida cogiendo el metro y sólo van a alquilar un coche cada cinco años en unas vacaciones; a mí me costaría mucho no tener carné de conducir, pero recordemos que es un derecho, no una obligación.

    Tema muy distinto es la edad de retirada, ahí yo no pondría en absoluto una edad fija, simplemente hay que acudir a renovarlo y se debe realizar un examen de cómo está el individuo y de sus capacidades, unos estarán muy torpes a los 65 y otros podrán conducir de forma razonablemente segura a los 90, no creo que debamos privar a alguien de 90 años de poder usar su vehículo para hacer dos o tres kilómetros de vez en cuando e ir a ver a sus nietos o a sus amigos, basta saber si es una persona responsable y que no se va a meter en un viaje de mil kilómetros sin pausas en un coche lleno de gente.

  • escargot

    Eso es verdad, si alguien se saca el carnet y luego no lo usa no le ha servido de nada. Y esas acciones que para los que sí que conducimos habitualmente son automáticas a ellos les va a costar lo mismo que si estuvieran aprendiendo ahora porque se afianzan con la práctica.

    Lo que dices de la edad de retirada me parece bien. Que se analice particularmente cada caso… no todo el mundo envejece igual.

  • 51707

    Qué ganas tenía de comentar esta entrada porque me he sentido plenamente identificada (novel a los 39 años). Gracias, Josep, por entender tan bien este ‘miedo’ no al volante en sí, sino a que la vida (la tuya, la de tus hijos o la del otro usuario de la vía) se rompa en un segundo.

    Gracias también a todos los profesores de autoescuela que van más allá del carnet, que te enseñan a ver los ángulos muertos (como usuaria diaria de las dos ruedas, sé muy bien que existen y que no son ninguna broma), a hacer una incorporación con seguridad, a conocer tus límites, etc. etc. etc.

    No nos engañemos. A los 40 años no podemos engañar el miedo con ‘brabuconadas’ o auto-convenciéndonos de que ‘no nos va a pasar nada’ porque ‘controlamos un montón’. Si algo da la edad es realismo, y la certeza de que los accidentes los evitaremos a base de conducir ‘con cabeza’ y formarnos tan bien como podamos.

  • Marimar

    Bueno veo que han pasado varios años de este foro, pero a lo mejor alguien lo lea y le sirva mi experiencia. NUNCA ES TARDE PARA APRENDER! cumplo este mes que empieza (agosto ) 52 años, y aprendí a conducir en enero. así que no llevo un año y ahora conduzco excelentemente bién! mi familia está asombrada de lo bien que lo hago.Nadie se imagina que recién aprendí ( a nadie se lo cuento jaja ). Algo muy cierto que no nos deja avanzar es el MIEDO. pero les voy a contar como lo vencí y cogí seguridad para conducir. Para empezar tomé el curso en una academia ( soy de Colombia ) y bueno en realidad poco y nada aprendí. Luego empecé a practicar en mi carro particular a las 4 a.m . ( pobrecito mi hijo lo levantaba a esa hora para que me enseñara jajaj ya que el conduce desde los 18 ), y como las carreteras están solas mi primera meta fue DOMINAR el carro. Osea, practicar arranque, frenos, subidas, en fin todo menos parquear. ( Buena sugerencia de mi hijo ) Me confundía demasiado! pero dominé el carro. ya después queda la SEGURIDAD y se va yendo el MIEDO. Empecé a salir con mi hijo a horas de menos tráfico ( me llenaba de terror ) y me fui familiarizando con los carros de el lado, que en mi ciudad ( Bogotá ) créanme que son bastantes! mis reflejos a mi edad? excelentes! pasé mi exámen de conducción con excelente calificación…jajaja, en este momento siento que conduzco mejor que mi hijo . Bueno, luego que ya dominé el carro mi meta personal fue meterme en los trancones de Bogotá y como había practicado mucho el arranque y frene, super excelente me vá! ahora hasta me gustan los trancones. pongo música y me los disfruto jajaja. En un mes ( o días menos ) saliendo casi todos los días , ya dominaba el carro que pienso es lo mas importante, y me arriesgué a salir sola por primera vez ( me fui rezando todo el camino jajaj ). pues nunca lo había hecho, me fui despacio y llegué perfecta a mi destino que lo escogí cercano.( Ahora me encanta salir sola y he dejado de molestar a mi hijo para que me lleve a todas partes jajaj ). Bueno como a los 3 meses cuando ya me sentí segura en el carro conseguí un profesor para que me enseñara a parquear con técnica ( ya no le dije a mi hijo pues el lo hace muy bién pero empírico y me confundo jjaja ). y que fácil me quedó! en una clase aprendí y ahora parqueo como si llevara toda una vida. Para terminar nos fuimos de paseo con mi familia y llevé el carro desde Bogotá hasta Santamarta ( claro hospedándonos en el camino ) , yo sola conduciendo feliz y con mi gran experiencia en carretera, donde se necesita mucha responsabilidad que a Dios gracias yo la tengo. Y bueno todo esto sucedió en 7 meses ( aunque pudo haber sido menos jajaj . lo hice relajadamente ) , y ahora salgo, voy a los centros comerciales, parqueo, saco a mi familia a pasear y hago mis cosas personales yo sola. Ya me DISFRUTO mi conducción. Ya no siento miedo. Siempre decía si los demás pueden porque yo no? ah! y además mido 1,51 jajaja. Pero lo logré y ME ENCANTA! GRACIAS HIJO!