Analizamos 10 anuncios de coches: ¿fomentan la seguridad vial?

Joven viendo un anuncio de coches

La publicidad en general es reflejo de la sociedad de cada momento, de nuestros deseos y de nuestras preocupaciones. Por eso, antes los anuncios de coches aludían a características como la velocidad punta o las filigranas al volante que permitía al conductor, e intentaban evocar sentimientos tan intangibles como la sensación de riesgo o el afán por la aventura.

Ahora en cambio, los ciudadanos estamos más concienciados con problemas más reales y cotidianos, y por ello las campañas publicitarias de los fabricantes están centradas en aspectos como el consumo de combustible, las emisiones contaminantes o la seguridad vial. Por eso los spots están cada vez más alejados de grandes despliegues técnicos o de personajes reconocidos y tratan de representar escenas cotidianas y personajes comunes con los que son más fáciles de empatizar.

Y para comprobar si realmente fomentan la seguridad vial, vamos a analizar los anuncios emitidos en televisión en 2016 por los fabricantes de los 10 coches más vendidos el año pasado.

Además, los compradores están cada vez más informados sobre las nuevas tecnologías, las medidas de seguridad, las prestaciones de los vehículos… por lo que se vuelve un público más exigente y selectivo y los anunciantes deben focalizar el mensaje de sus campañas en todos estos aspectos.

A todo esto se le unen las nuevas normativas y regulaciones del sector publicitario por parte de las administraciones nacionales y comunitarias, que exigen a los anunciantes un comportamiento ético y responsable y que pueden llegar a sancionarlos si consideran que una determinada campaña o spot fomenta actitudes irresponsables en el público potencial.

Así con todo, vamos a repasar algunos spots recientes de las marcas y modelos más vendidos el pasado año en nuestro país, para comprobar si los anunciantes se limitan a cumplir con la legislación vigente, si tan sólo tratan de mostrar las mejores prestaciones de sus modelos, o si realmente fomentan la seguridad vial y una actitud responsable en el conductor.

10. Dacia Sandero: lo que realmente interesa

El anuncio del compacto low cost por excelencia pasa de puntillas por el tema de la seguridad. Trata de parodiar los espectaculares spots de otros anunciantes y pretende ir al grano tratando de mostrar a su público objetivo (gente joven, urbana) lo que realmente le interesa: unas buenas prestaciones técnicas (los sistemas de seguridad, airbags, luces diurnas…) y unas condiciones económicas ventajosas.

9. Nissan Qashqai: agilidad y fiabilidad en ciudad

De los anuncios del Qashqai que salieron a la luz en 2016, escogemos éste cargado de efectos especiales. En él que se trata de mostrar al crossover de Nissan como un coche ágil y fiable ante las complicaciones que la ciudad pueda mostrar (atentos al detalle del conductor accionando la tracción 4WD-V). Con la escena añadida de la versión N-Connecta sí se trata de resaltar un poco las prestaciones en materia de seguridad que ofrece el vehículo.

8. Renault Clio: Coches y monopatines

Otra pareja de jóvenes guapos viven diversos momentos de gran emotividad en el que el vehículo es un medio (casi un fiel compañero) que permite que puedan llevar a cabo sus planes.

Como detalle reseñable, los dos adolescentes que se les cruza en monopatín perfectamente pertrechados con casco y protecciones. Sin embargo, se encuentran circulando por la calzada casi a la par que el vehículo, algo que podría ser sancionable de acuerdo al artículo 121.4 del Reglamento de Circulación que dice que “los que utilicen monopatines, patines o aparatos similares no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías o partes de las mismas que les estén especialmente destinadas […]”.

7. Volkswagen Polo: adelantando por la derecha

Tras una serie de escenas con distintas parejas de personajes, se nos presenta una situación un tanto conflictiva. Dos conductores circulan en paralelo en lo que parece una vía de tres carrilles para el mismo sentido (aunque el tercero no se muestra claramente), hasta que el situado a la derecha acelera y deja al otro atrás. Aunque está permitido adelantar por la derecha en ciudad en circunstancias muy concretas (que tampoco parecen darse en el spot), no parece el caso. Más bien creemos que están en una autovía cercana a la ciudad, por lo que (como ya contamos en Circula Seguro) los conductores  podrían estar incurriendo en una doble infracción: Por un lado, el conductor del vehículo gris circulando por el carril central, y por el otro, el vehículo rojo adelantando por la derecha.

6. Renault Mégane: altas velocidades en carreteras secundarias

El anuncio del fabricante francés muestra a su gran compacto en dos situaciones completamente distintas. En la primera, el Mégane es mostrado como un coche seguro y fiable, bien equipado y con multitud de sistemas de asistencia (como la cámara trasera o el head up display).

En la segunda, tras cambiar de perfil de conducción, se muestra el lado más sport del modelo, con el coche circulando a una velocidad que (aunque no lo sabemos) parece demasiado elevada para el tipo de vía por el que circula (una carretera secundaria de no más de 90 km/h). Haya o no haya infracción (pues no sabemos la velocidad real del vehículo), no parece en cualquier caso que el spot fomente una conducción responsable.

5. Opel Corsa: seguro ante las distracciones

Si bien el fabricante alemán ha contado tradicionalmente con famosos procedentes de su país para dar mayor credibilidad a sus coches, es cierto que en las últimas ocasiones ha optado por presentar breves escenas con personajes comunes para transmitir de forma clara y concisa las prestaciones en materia de seguridad de sus modelos.

En el caso del Corsa se presenta una escena (casi un sketch, más propio de una sitcom) que plantea uno de los problemas más comunes de la seguridad vial –las distracciones al volante–  y resuelve la situación con la aplicación de uno de sus sistemas de prevención de accidentes.

4. Volkswagen Golf: derrapes en el puerto

Aunque más perdurable en el tiempo puede ser el anuncio titulado “Deseo”, en el que un niño que exclama “Yo lo pedí sin conductor” cuando ve al novio de su madre con el coche que tanto deseaba, a efectos de este artículo es más reseñable el del Nuevo Golf Special Edition.

En él se muestra al modelo en distintas situaciones de circulación (algunas de ellas muy comprometidas), en las que parece desenvolverse con soltura y seguridad, gracias a algunos de los sistemas que se muestran. Eso sí, chirría esa última escena en el puerto con el Golf derrapando sobre esa superficie tan mojada y tan cerca de la orilla. ¿Acaso está reñida la deportividad con la conducción responsable?

3. Seat Ibiza: fomentando el uso de las tecnologías responsables

La campaña de Seat Ibiza para 2016 mostraba algunas situaciones cotidianas que servían de ejemplo de su tecnología Full Link, que permite reproducir por el audio del coche los mensajes recibidos en el teléfono móvil. No sólo se trata de  mostrar los avances implantados en el modelo, sino de fomentar de una manera sencilla y práctica su utilización por parte del conductor. También se agradece la conducción sosegada y responsable por parte de los personajes, algo por otro lado común en todos los spots de la marca.

2. Seat León: Nuevas tecnologías y buenos hábitos

El Seat León fue concebido como un turismo de carácter deportivo y enfocado a un público joven que quería ir más allá del superventas Ibiza. Sin embargo, Seat ha querido mostrarlo en sus últimas campañas como un modelo más familiar y deseado por todos los segmentos de edad.

Aunque en las cadenas de televisión se le ha dado más cancha al spot titulado “Más espacio, más vida” correspondiente a la versión ST del modelo, personalmente me quedo con el llamado “Con todo lo que tu hijo necesita”. En él se muestra a un padre y un hijo en diferentes situaciones en las que interactúan con Bobby, el amigo imaginario del chaval. De nuevo el objetivo es mostrar las bondades del uso de la tecnología Full Link que incorporan los modelos de Seat, pero no es desdeñable el detalle de ver al niño colocándose él mismo el preceptivo cinturón de seguridad a y a su amigo imaginario.

1. Citröen C4: sin aportar nada nuevo

Los anuncios de este modelo son tan variados como sus versiones. Pero quizás los más perdurables han sido los de la campaña “El segundo día más feliz de mi vida” para el C4 Cactus y C4 Picasso. En ellos, el coche de la firma francesa se presenta como motivo de deseo y felicidad por parte de sus protagonistas por encima de otros.

Sin embargo, ni se fomenta la seguridad vial ni una conducción irresponsable. De hecho el vehículo ni sale en marcha, por lo que los spots van dirigidos principalmente a empatizar con el público objetivo.


Imágenes | iStock: AndreyPopov.

En Circula Seguro | Tres buenos anuncios que nos hablan de Seguridad Vial

En Circula Seguro | Adiós a la seguridad en los anuncios de coches