Alcohol y conducción, los logros de los jóvenes y el camino que queda por recorrer

Alcohol en el coche

Hay varias formas de entender los datos que ha ofrecido recientemente la Federación Española de Bebidas Espirituosas (Febe) a raíz de la presentación de resultados de Programa Noc-Turnos 2011, donde se hablaba de jóvenes y alcohol. El dato principal decía que el 62 % de los jóvenes nunca bebe si va a conducir, y realmente es una noticia positiva si tenemos en cuenta la tendencia a lo largo de los años. En 2001, tan sólo un 34 % de los jóvenes decía lo mismo.

Sin embargo, el titular que más ha trascendido es el que le da la vuelta a la situación y habla de esos casi 4 de cada 10 jóvenes que admiten beber cuando conducen. El matiz es interesante, porque demuestra la voluntad de la sociedad de conseguir que algún día se pueda dar la noticia más esperada: los jóvenes no conciben beber si tienen que conducir. Aunque ahora mismo parezca imposible, todo llegará. Eso sí, la espera se hace eterna.

De momento, tenemos que los más jóvenes, con edades comprendidas entre 18 y 20 años, son los que más se posicionan en contra del alcohol al volante, con un 77 % de los casos. Lo mismo, siempre podríamos decir que un 23 % de los chavales ven normal lo de beber al volante, pero lo cierto es que la tendencia es de rechazo a mezclar la bebida y la conducción, cada vez más.

Otro ejemplo paralelo de este cambio se encuentra en la forma en que los jóvenes consideran si han de beber o no durante la noche. Y si en 2010 un 31 % de los conductores optaban por dejar de beber en algún momento de la noche sólo si tocaba conducir, en 2011 el 74 % se decantan por no beber nada en absoluto desde el principio de la noche.

Un punto más de compromiso que se observa está en la tolerancia con el conductor que ha bebido. Hoy por hoy, el 81 % de los jóvenes intentaría convencer al conductor de no ponerse a los mandos del coche tras haber bebido, e incluso el 54 % buscaría un transporte alternativo antes que montar en un coche conducido por un compañero de fiesta ebrio. Esto antes no era así ni de lejos.

Alcohol y conducción

Alcohol sin conducción: ya no es una quimera

Dos de cada tres jóvenes saben qué representa el conductor alternativo, el que asume el papel de conductor responsable que no bebe para poder hacerse cargo del coche, estando dispuestos a implantar esta figura en un 70 % de los casos. Quienes ya lo hacían en 2010 decidían de forma consensuada a quién le tocaba el turno en un 25 % de los casos. Un año más tarde, la decisión se tomaba entre todos en un 40 %.

Desde la DGT se recuerda que el alcohol es uno de los grandes problemas de la carretera que ya empieza a percibirse como un problema, lo que motiva que empecemos a ver cómo ciertos conocimientos, costumbres, actitudes y comportamientos van cambiando. Sin embargo, los datos de los controles arrojan un resultado que todavía es preocupante: 100.000 positivos en alcohol durante 2011 nos hace ver que todavía hay trabajo por hacer.

Siendo los jóvenes un 10 % del censo de conductores, constituyen el 15 % de las víctimas mortales de tráfico y casi un 20 % de los heridos graves. En un 50 % de los casos, los siniestros se dan en fin de semana y sobre todo de noche. Además, al analizar la sangre de los fallecidos, se detectan cantidades muy elevadas de alcohol. Por todo eso, es necesario concienciar una vez más a los jóvenes que beben antes de conducir sobre el daño que pueden causarse a sí mismos y también a los demás.

Desde luego, no se trata de ser triunfalistas ya que queda mucho camino por recorrer en el campo de la concienciación, pero empiezan a recogerse ya unos primeros frutos. Sin perder de vista cuál es el objetivo, vale la pena reconocer el trabajo realizado y sobre todo motivar a los jóvenes para que sigan adelante en la resolución del conflicto entre alcohol y volante.

Fuente | Febe
Foto | James Cridland, Jeremy Reding
En Circula Seguro | Con el alcohol y las drogas no se juega

  • Alfa QV

    Esto demuestra la importancia de lo que inculcan las campañas infantiles y la presión mediática en tempranas edades. Cada vez está más claro que los niños toman como algo habitual lo que desde siempre se les ha enseñado, aunque también es cuestión de tiempo que se establezca como normal una conciencia determinada, exactamente el tiempo que tarden en desaparecer las mentes más reacias a ser enseñadas y re-educadas.

  • chorre

    Sinceramente, un amigo y yo, estamos deseando que llegue el día en que sea ilegal y esté penado el consumo de alcohol al volante. Anhelo ese día en que la tasa sea 0.0. A lo mejor si se aplicasen penas de cárcel para el infractor (una ley penal muy severa) bajase la reincidencia (aunque el motivo fuera el miedo). Otra idea es que el coche se pudiera subastar o vender para fines de Educación/Seguridad Vial. ¡A ver si aprendían algunos!
    Por último, decir que es una pena la dejadez de la Administración Local en temas de Seguridad Vial (hablo de Salamanca), pues les propuse lo de implementar el conductor alternativo (convenio entre locales nocturnos y Ayuntamiento) yo como 1 de los voluntarios pero alegan que no tienen dinero.
    ¡Manda…!
    Un abrazo a todos

  • Joaquin Gorreta

    COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.

    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.

    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.

    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años