Artículos archivados el " agosto, 2018"

Los camiones, mejor con marcas reflectantes

cinta-reflectante-camion.jpg

Durante la noche todos los gatos son pardos, por lo que la máxima de ser vistos cobra un valor fundamental. En el caso de los camiones, éstos pueden pasar fácilmente desapercibidos ante situaciones de oscuridad y mal tiempo, sobre todo si nos acercamos por la parte de atrás. Un claro ejemplo es cuando llueve ya que la neblina provoca que incluso lleguen a “desaparecer”.

Los camiones se ven involucrados en el 6% de los accidentes aunque el porcentaje aumenta hasta el 15% cuando se refiere a accidentes con fallecidos. Además en un 20% de los accidentes laterales con un camión de más de 3,5 toneladas y un turismo involucrados, tuvo como escenario la noche y la falta de iluminación.

Para evitar que los más grandes de la carretera pasen inadvertidos, en Europa están permitidas las marcas reflectantes para los contornos tanto en los laterales como en la parte trasera. Se trata de señalización de seguridad consistente en cintas de 5 centímetros de grosor, reflectantes, que deben ser de color blanco o amarillo para los laterales y de color rojo para la parte posterior del vehículo o remolque. Leer más…

EuroNCAP hace balance del año 2010

EuroNCAP - Alfa Romeo Giulietta

En enero es mes de balances, y uno de los últimos en llegar es el de EuroNCAP. Como el año pasado, hay cinco categorías de los coches más seguros, y como esta vez no ha habido empates, solo hay cinco coches más seguros de 2010. En el año pasado, siete coches compartieron esos honores.

El año pasado EuroNCAP mandó al paredón a 29 turismos, frente a 33 el año pasado. Fue un año en el que se endurecieron las condiciones respecto a 2009 para conseguir las cinco estrellas. Por un lado se elevaron los porcentajes necesarios para el tope de estrellas, y por otro también pedían ESP en todas las versiones a la venta.

En 2010, los coches más seguros fueron los siguientes: Alfa Romeo Giulietta (compactos), BMW Serie 5 (berlinas), Honda CR-Z (utilitarios), Kia Sportage (4×4) y Toyota Verso (monovolumen). Lógicamente todos estos han obtenido las cinco estrellas de rigor. Pero sigamos…

Leer más…

La última sacudida al parar

Interior de un autobús

Todos sabemos que, viajando en autobús (de hecho, en cualquier transporte, pero en los coches privados uno no puede ir de pie), si uno no tiene la suerte de conseguir un asiento, hay que agarrarse bien para no caerse. Las inclemencias del tráfico, las curvas y la frenada ante cualquier parada provocan sacudidas en el interior del vehículo, que si uno no se sujeta firmemente pueden llevarte al suelo.

A estas alturas, todos deberíamos saber ya por qué ocurren ese tipo de sacudidas. Tiene que ver con las aceleraciones, es decir, los cambios de velocidad (y de dirección): nosotros tendemos a seguir en linea recta y velocidad constante, en ausencia de fuerzas. Si el autobús cambia de velocidad, necesitaremos un punto de apoyo que nos transmita la fuerza necesaria para que sigamos la misma aceleración que la carrocería.

Sin embargo, hay un tipo de sacudidas que no sigue exactamente este patrón. Es más, diría que cuando se produce, coge desprevenida a la mayoría de la gente (sobre todo, a personas mayores, para qué nos vamos a engañar).

Leer más…

Los mayores de 65 años representan un 10% de los conductores españoles

mayores-al-volante.jpg

La población española está envejeciendo. Las cifras hablan por si sóla y ya uno de cada diez conductores supera la barrera de los 65 años. A pesar de que en algunos países se promueven políticas para que los mayores dejen de conducir, desde algunas entidades como la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología se promueve que los mayores sigan conduciendo y manteniendo su autonomía.

Aquí las cifras juegan a su favor, ya que a pesar de representar el 10% de los conductores, los mayores de 65 años sólamente están implicados en un 5% de los accidentes. A pesar de la edad, la experiencia juegan un papel fundamental, aunque en su caso también afecta a los datos que la cantidad de personas mayores conduciendo es menor. Leer más…

En menos de diez años todo esto será un caos

Previsión sobre infraestructuras

Perdonadme por este título tan apocalíptico, amarillista y chabacano como impropio de Circula Seguro, pero es que cuenta el Comité Económico y Social Europeo que, si no cambian las cosas, hacia 2020 los principales ejes de comunicación sufrirán una congestión generalizada, y la solución a este problema se presenta un poco complicada dadas las circunstancias actuales del transporte de mercancías por carretera.

El transporte por carretera representa el 7% del PIB y el 5% del empleo, y además fomenta la creación del 30% del PIB de la industria y la agricultura, y del 70% del PIB de los servicios. Por lo tanto, es un sector fundamental para la Economía; tanto, que de hecho en muchas ocasiones la cantidad de mercancía transportada se toma precisamente como barómetro del estado de salud económica de un estado, pero al ritmo que vamos los aumentos de flujos de transporte que se prevén resultan del todo insostenibles.

Leer más…

Sistema de suspensión, señales de deterioro

amortiguador.jpg

El otro día hacíamos referencia a las señales que pueden indicar que el sistema de frenado de nuestro coche tiene alguna deficiencia y por lo tanto nos afecta directamente. Si a la hora de frenar hay problemas, nuestra seguridad se ve comprometida desde el mismo momento en el que pisamos el pedal del freno. Pero a pesar de que todo esté en perfecto estado, el sistema de frenado actúa en conjunto con el sistema de suspensión y si ésta última no está también en buen estado, volvemos a tener problemas.

Aunque todo el mundo ya lo sabe, o al menos debería, vamos a recordar para que sirven los amortiguadores. Definiéndolo en pocas palabras, los amortiguadores se encargan de mantener en contacto los neumáticos con el suelo en todo momento. Además afectan también a nuestra comodidad, ya que filtran las vibraciones de la carretera que se transmiten directamente al habitáculo.

Leer más…

Peatones, el móvil no sirve para cruzar la calle

Teléfonos móviles caminando por la calle

En Nueva York están a punto de no dejar cruzar la calle mientras hablas por el móvil. O mientras escuchas algo en el ipod, o mientras miras la tele, o lo que sea. No quieren que los peatones se distraigan cuando tienen que cruzar la calle, que los atropellos van que vuelan y se han cansado ya de marcar en las estadísticas esa casilla que dice “otro peatón que no miró a su alrededor”.

Y como este tipo de cuestiones las regulan por ordenanzas municipales, en la ciudad que nunca duerme ya prevén para los infractores citaciones judiciales y sanciones de 100 dólares con que sufragar campañas de concienciación sobre el problema de las distracciones de los peatones.

Hasta aquí, la noticia, y a partir de aquí, el debate. Una cosa es que el peatón sea el eslabón más débil de la cadena del tráfico, y otra muy diferente es que al peatón se le vaya la olla por completo y cruce sin mirar ni preocuparse de si viene un coche, como diciendo: “ya se apartarán”.

Leer más…

¿Cómo crees que serán los coches en el futuro?

El DeLorean de regreso al futuro, una visión del futuro vista desde 1985

Por algún motivo, recuerdo perfectamente el especial de fin de año de 1989 a 1990. Yo aún no levantaba más de dos palmos del suelo, pero nunca olvidaré la entrevista que le hicieron a un supuesto vidente en el especial de televisión española (por aquél entonces, hacía sólo una semana que había empezado a emitir, en pruebas, la primera cadena privada).

Por supuesto, el vidente de las gafas al revés respondió sobre todo preguntas sobre el año nuevo y las incipientes olimpiadas de Barcelona. Pero, en un momento dado, a la periodista de turno se le encendió la bombilla y recordó que justamente ese día empezaba la última década del milenio, así que inquirió al hombre del tanga bajo la toga sobre el año 2000.

Ni corto ni perezoso, el personaje aseguró que hacia el año 2000 los coches volarían. «Serán como helicópteros». Es bastante evidente que no fue así. Está claro que el buen hombre contaba con que nadie iba a recordar tamaña predicción, pero a mi se me clavó en coco, mira tú por donde.

Leer más…

La AEC lanza 10 propuestas para erradicar la mortalidad de las vías de alta capacidad

Decalogo de la AEC

La semana pasada la Asociación Española de la Carretera hizo un decálogo de propuestas para avanzar en el objetivo de que no haya muertes en autopistas ni autovías. Quizás es un objetivo algo utópico, pero perseguirlo sin duda contribuiría a mejorar lo presente. Algunas de las propuestas son viejas reivindicaciones que nos van a sonar.

No hay propuestas encaminadas a la persecución o represión del conductor, el factor humano queda un poco en segundo plano. Lo podemos resumir en que la AEC busca con su decálogo hacer todo lo posible para que la vía no colabore con la posibilidad de accidente. Los poderes públicos deberían tomar nota, no se soluciona todo a golpe de multas.

Todo lo propuesto pertenece al ámbito de la administración pública, y no está en manos de la ciudadanía cambiarlo, al menos de forma directa. No puedo sino estar de acuerdo con todo lo propuesto, y vamos a ver por qué.

Leer más…

El experimento Leiden y la tasa de alcoholemia 0,25

Universidad de Leiden

Dice el refrán que cuando el río suena, agua lleva. Y eso viene a significar que a menudo damos por buenas ciertas explicaciones pese a carecer del conocimiento suficiente para argumentar por qué eso es así. A partir de lo que percibimos, elaboramos una tesis personal que, finalmente, acaba siendo corroborada por la realidad, nosotros nos alegramos por el acierto y al mecanismo generador de esa tesis lo llamamos intuición.

En el año 2003, un departamento especializado de la Universidad de Leiden, en Holanda, realizó un interesante estudio sobre la exposición de conductores al alcohol cuyas conclusiones se publicaron en la revista del programa Traffic Injury Prevention. Para aquel estudio se escogieron 2.780 voluntarios con los que realizar un ensayo clínico controlado con el objetivo de evaluar la concordancia entre las cantidades de alcohol ingeridas, las tasas que ofrecían los etilómetros y la sensación de seguridad que percibían los conductores a la hora de sentarse al volante.

Leer más…