Lo último al volante: tecnologías para conducir mejor

Redacción Circula Seguro

17 diciembre, 2021

En los últimos años, la tecnología aplicada a la conducción ha avanzado tanto que ya apenas nos sorprendemos por la evolución de los equipamientos de serie de los nuevos vehículos. Comodidad y seguridad son las premisas de algunos de los desarrollos que te presentamos a continuación y que marcarán un antes y un después a la hora de ponerse al volante. ¡Toma nota!

Estructura Versátil Avanzada (AVS)

Esta tecnología garantiza la seguridad de los pasajeros chequeando la configuración de los cinturones de seguridad, reposacabezas, airbags y asientos para que estén en condiciones perfectas. El vehículo, además, monitorea la temperatura de la piel, el ritmo cardíaco o respiratorio y la presión arterial para guiar los ajustes de la distribución del aire o la configuración del calor durante el viaje. Si detecta estrés, fatiga o mareos, el vehículo ofrecerá experiencias multisensoriales para relajar o refrescar a los pasajeros.

Brain-to-Vehicle

Este sistema detecta y analiza nuestras reacciones a la hora de conducir para predecir posibles acciones durante la conducción. Por ejemplo, detecta la intención de cada movimiento para poder anticiparse a las situaciones a las que se va enfrentar el conductor. Cuando el sistema identifica que estamos a punto de iniciar una acción, la tecnología se pone en marcha para que esta se lleve a cabo con la mayor rapidez y efectividad. Esta tecnología también puede ayudarnos a mantener el control del vehículo en trayectos especialmente sinuosos.

Forward Collission Avoidance Assist Concept

Esta tecnología utiliza un sensor de radar sensible que es capaz de calcular la distancia que hay entre el vehículo y el que le precede en ruta, además de la velocidad relativa de este último. Si el sistema considera que es necesario aminorar la marcha, avisará al conductor a través del monitor del vehículo y también mediante una señal acústica. A continuación, generará una fuerza que empujará el pedal del acelerador hacia arriba y frenará suavemente, para ayudar a disminuir la velocidad. Cuando estima que existe posibilidad de colisión, aplica de forma automática una frenada más efectiva y ciñe el cinturón de seguridad al conductor.

LIDAR

Son las siglas de Laser Imaging Detection and Ranging. Es un sistema de medición y detección de objetos mediante láser que se utilizará principalmente para coches autónomos. No obstante, este tipo de sensores, cámaras de vídeo y sensores de ultrasonidos también serán muy útiles para que el coche detecte posibles obstáculos y nos informe antes que tengamos que tomar una decisión de última hora. En carreteras con baja visibilidad, el coche será capaz de informarnos si se acerca un coche o si hay algún obstáculo.

Biometría

La biometría se está incorporando a los coches para aumentar la seguridad respecto a posibles robos. El sistema tradicional de llaves acabará desapareciendo. De hecho, la tecnología NFC ya permite abrir el coche con el teléfono móvil, pero el siguiente paso será poder abrirlos y arrancarlos gracias a nuestras huellas digitales o al reconocimiento facial.

AR Dashboards

La realidad aumentada de momento forma parte de vehículos prototipo, pero es probable que no tardemos demasiado en poder ver coches que proyectan las indicaciones de la ruta sobre la carretera. Cámaras de luz, infrarrojos, cámaras ToF 3D, sensores LIDAR…. Todo un conjunto de dispositivos al servicio de rutas más seguras y cómodas.

Tecnología V2V

La tecnología V2V (de coche a coche) permitirá que los vehículos conectados se comuniquen entre ellos para ajustar su velocidad en función del resto de coches o recibir avisos de emergencia si un coche se queda atascado unos kilómetros adelante. Esta tecnología ya está presente en algunos vehículos.

Etiquetas

Más smart
--

Una iniciativa de: