Es bien sabido por muchos conductores que en algunas provincias españolas muchas poblaciones han optado en la última década por los resaltos, del tipo que sean, bandas reductoras de velocidad industrializadas atornilladas a la calzada a posteriori, o pasos de peatones...