Uno de los elementos imprescindibles para la seguridad activa y pasiva del vehículo son las llamadas lunas, o cristales que aíslan a los ocupantes del exterior. A un nivel de seguridad activa, las lunas evitan que elementos como el viento, el agua, un insecto o la...