Las distracciones ponen en riesgo a conductores y ocupantes por igual, ya sean del vehículo en el que hay un conductor distraído, o en cualquier vehículo que sufra las consecuencias de esa falta de atención. El problema no es nuevo, porque las distracciones siempre...