La manera en la que agarramos el volante debe ser siempre la correcta para evitar accidentes. El hecho de hacer caso omiso a lo que señala el reglamento, como conducir con una mano puede suponernos una sanción. A pesar de ello, son tantas las horas que pasamos...