Quedarse parado en la cuneta es una de las peores cosas que te pueden pasar al volante. Y no es para menos, ya que si durante la conducción terminas en la cuneta es porque algo no ha ido bien. No obstante, hay una serie de opciones para intentar, al menos, minimizar...