Consideraciones sobre el nuevo simulador de coche que transmite al conductor los golpes y baches de la carretera