Esta es una historia curiosa de cómo la crisis económica no perjudica a todo el mundo. Lo peor es que es la historia de cómo la crisis impide que los resaltos considerados ilegales (a mi me gusta más ‘alegales’) “regularicen su situación”, o lo...