Artículos etiquetados como Prioridad de paso

Ceder, o forzar

Algo que he visto esta mañana me ha incitado a recuperar el libro de la autoescuela y repasar el siguiente fragmento: «cuando se haya de ceder el paso a otro conductor, no se deberá iniciar o continuar la marcha o maniobra, ni reemprenderla, hasta haberse asegurado que con ello no se fuerza al que tiene la prioridad a modificar bruscamente su trayectoria y velocidad».

Vaya tostonazo, ¿no?. Pero a parte de eso, este fragmento nos recuerda algo de extrema importancia. Para aprovechar un hueco, no es suficiente con que nuestro vehículo quepa físicamente en él. Y es que muchas veces pensamos «bah, ya frenará», y con ello ahorramos unos preciosos segundos. Pero si no frena, lo que perderemos serán unos cuantos, no menos preciosos, dientes.

Leer más…

Cuando dos coches se pelean por un mismo carril

Autopista

Antes de realizar un *cambio de carril* solemos mirar que en el carril al que vamos a desplazarnos lateralmente no exista ningún vehículo a cuyo conductor forcemos a modificar bruscamente su trayectoria o su velocidad, es decir, *respetamos la prioridad* que asiste al conductor que circula por el carril.

En ocasiones, sin embargo, puede suceder que *dos vehículos* se estén desplazando *en un mismo momento y hacia un mismo carril*, y aquí viene lo peliagudo. ¿Quién de los dos conductores tiene prioridad en un caso como este, que se da más a menudo de lo que en principio pudiera parecer?

Leer más…

Peatón anciano cruzando de noche por un lugar inadecuado

pic001.jpg

El título resume los resultados que hemos conocido del último estudio sobre la conducta de los peatones. Pero por desgracia ese sólo es un patrón y hay muchos más implicados en este tipo de accidentes.

Del lado «fuerte», aún un gran porcentaje de conductores no respetan la prioridad de los pasos de peatones. Es verdad, molesta (por no decir otras palabras) tener que pararnos en cada paso de peatones, pero a que también es verdad que nos molesta mucho más cuando somos peatones y una vez tras otra el conductor no tiene en cuenta que en un paso de peatones, es el viandante quien tiene prioridad. Los datos no mienten. Casi la mitad (41%) de los fallecidos en accidentes de tráfico urbano fueron peatones atropellados. Leer más…

¡¡Ojo!! Un ceda el paso no es siempre igual

Ceda el paso

Desde pequeñitos aprendemos que 1+1=2. Esto son matemáticas, una ciencia exacta. Por contra, la circulación no lo es, ya que está abierta a demasiadas variables imprevisibles como el *error humano*. La función de esta señal, *Ceda el paso*, está bastante clara si nos afecta a nosotros.

Es decir, nos indica que no tenemos prioridad sobre la vía a la que nos incorporamos, de sentido común. *También tiene una gran utilidad cuando nosotros tenemos la prioridad*, y es la de ponernos en alerta ante un probable accidente por exceso de confianza + error humano + mala suerte.

Veámoslo con un ejemplo personal y real. Circulaba de noche desde El Puig hasta Valencia (carretera V-23), poblaciones muy cercanas de la Comunidad Valenciana. Yo iba por un carril de incorporación a la autovía desde el pueblo, con prioridad, y no había tráfico. A ese carril se incorpora a su vez otro que NO tiene prioridad y exhibe un bonito _Ceda_.

Leer más…

La última mirada es la que te salva la vida

Una señal de detención obligatoria, o stop

He podido comprobar que, si mi profesor de autoescuela repetía esta frase, era por un buen motivo. Incluso en mis escasos ocho meses de carnet ya he podido verificar como hacerle caso me ha ahorrado unos cuantos sustos, así que, si os parece bien, compartiré con vosotros sus consejos.

Pongámonos en situación. Salida de una autopista, que desemboca en una carretera convencional a la que me quiero incorporar girando a la izquierda. Claro está, me detengo en el preceptivo stop. La carretera transversal estaba algo transitada, así que se formó una cola, empecé siendo el tercero. Tras aprovechar sendos huecos, salen los dos primeros. A mi no me da tiempo, así que simplemente dejo deslizar el coche poco a poco en punto muerto hasta la línea de detención. Por fin, parece que hay un hueco. Primera, medio embrague y listo para acelerar…

Supongamos por un momento que no hice caso de las palabras de mi profesor. En ese caso, ahora, con suerte os estaría escribiendo desde la cómoda cama de un hospital. Resulta que en el breve instante de tiempo en aparté la vista para poner la marcha, un coche se había incorporado desde una finca particular y pasaba por delante de mi coche acelerando generosamente.

Leer más…

Por el bien de todos, recuperemos la señal de stop

Stop

La señal de stop tiene otro nombre, menos sonoro pero mucho más descriptivo. Se llama «detención obligatoria». Eso significa que, cuando un conductor llega con su vehículo a un cruce regulado con una señal o marca de stop, debe detenerse completamente, mirar si viene alguien por alguno de los dos sentidos de la calle que cruza y en caso negativo pasar.

¿Cuál es el comportamiento habitual de buena parte de los conductores? Llegar hasta la señal o la marca de stop y, sobre la marcha, mirar a ojo de buen cubero si viene alguien y pasar. O pasar y luego mirar. O pasar sin mirar. Total, ya se parará el que venga por la calle que cruza, que yo tengo prisa.

Leer más…

Sí: el carril de aceleración sirve para acelerar

Carril de aceleración

Hay un punto esencial de la circulación que, aunque nos lo grabaron a fuego en nuestra más tierna infancia cuando estudiábamos para sacarnos el permiso de conducir, a menudo cae en el olvido cuando nos hacemos a la carretera. No hay más que echarle un vistazo al tráfico un día cualquiera a cualquier hora de la mañana o la tarde para ver hasta qué punto esto es así.

Por eso hoy vamos a recordar cuál es el modo más seguro de realizar una incorporación sobre una vía rápida (ya sea autopista, autovía, vía para automóviles o una simple carretera convencional con el trazado propio de una vía de alta capacidad), aunque lo más importante es entender por qué ese es el modo correcto de realizar la incorporación.

Leer más…