En estos días en que todo el mundo mira hacia Japón, yo me quedo en Tarragona. Me queda más cerca y me llama mucho más la atención lo sucedido el pasado domingo en la N-340 que un desastre natural, aunque las consecuencias de este último hayan sido tan espectaculares....