A menos que tengamos una segunda residencia o repitamos siempre en el mismo hotel, hacer un viaje es sinónimo de salir de nuestra zona de confort. Esto se traduce en que son muchas las circunstancias inesperadas que nos podemos encontrar, o los inconvenientes que no...