Cuántas veces nos habremos preguntado: ¿por qué narices el impuesto de circulación (o como se denomina oficialmente, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica) se basa en algo tan poco tangible como los caballos fiscales? Debido a ello, penaliza a los vehículos...