Ningún año se sabe cuándo llegará el invierno ni hasta cuándo se quedará. Junto al frío en sí mismo, la nieve, el hielo o la lluvia suponen un importante factor de riesgo para la conducción. Pérdida de control del vehículo, patinazos en las frenadas o falta de...