Todo parece indicar que el vehículo autónomo acabará por imponerse a la conducción humana. La tecnología casi está lista, parte de las vías de circulación son compatibles, hay interés económico como muestran los potentes proyectos empresariales en marcha, y los...