Cuántas veces un ciclista se ha visto sorprendido por un coche que pasa tan cerca que más que rebasarle a la hora de adelantar, consigue echarlo de la calzada. Las consecuencias pueden ser desde un simple susto, heridas graves e incluso la muerte. Esa falta de respeto...