Nunca es agradable tener un accidente (o siniestro). De hecho, si te has visto envuelto alguna vez en uno sabes lo que sucede: nervios, prisas, cierto aturdimiento, etc. Ante esta circunstancia es complicado saber qué hacer o incluso cómo reaccionar para que todo...