Artículos etiquetados como Seguridad Vial en autopistas

#novullpagar, los peajes y la seguridad vial

No vull pagar, protestas contra los peajes

Hoy, 1 de mayo, es la fecha en la que hay convocada una jornada de protesta en las autopistas de peaje de Cataluña, y la reivindicación se está extendiendo a otras vías del país. En Twitter, a través del hashtag #novullpagar, la gente va compartiendo sus impresiones sobre la queja contra los peajes.

Se recuerda que las autopistas catalanas están más que amortizadas, que hubo ofrecimientos por parte de las concesionarias para liberalizarlas y que la Generalitat de Catalunya no aceptó, que se multa con 100 euros a quien no quiera pagar, que se cierran cabinas de cobro manual para evitar la frase que ya es un mantra: “No vull pagar” (“no quiero pagar”). Sin embargo, no se está planteando el problema desde el punto de vista de la seguridad vial. ¿Lo intentamos?

Leer más…

Exceso de velocidad en muchos planetas: pillado a 325 km/h

back-to-the-future1.jpg“¡Demonios Marty! ¡Cuando esto llegue a 325 km/h tendremos esa foto por fin!”. “¿Qué es un km/h, Doc!? ¿¡Doc!?”

Lo que hay que leer. Nada menos que 325 km/h de velocidad punta en una autopista con límite de velocidad 110 km/h. Si, casi el triple del límite legal. Lo peor de este caso que leemos en el Heraldo es que el infractor no fue pillado en ese momento. No señor. Por algo posterior que no ha trascendido, la policía se incautó del teléfono móvil de este fitipaldi de la vida y vio entre otras grabaciones, como la noche de autos el señor en cuestión grababa cómo la aguja del velocímetro llegaba a tan mágica cifra.

Se me ocurren tantas cosas que decir que no se por dónde empezar. Me parece grave hasta cierto punto quebrantar la ley, pero es que hay quebrantos y quebrantos. Circular a 130 km/h por una vía de 110 km/h es punible, circular a 200 km/h por el mismo lugar ya lo considero un delito, imaginad qué pienso de los 325 km/h. No se si hay algún psiquiatra en la sala, pero me encantaría saber, más allá de lo que es la sensación de velocidad y la adrenalina que se segrega (que da gustito, la verdad) qué “trabajo” cerebral hace que se corran semejantes riesgos en una carretera pública. Para grabar cómo llega la aguja al final.
Leer más…

Insatisfechos a cualquier velocidad

Conducir a 120 km/h

Hoy se ha sabido que el Gobierno de España no va a prorrogar la medida de limitar las autopistas y autovías a 110 km/h más allá del 30 de junio. Por lo tanto, volveremos a circular hasta 120 km/h en las citadas vías con todo el soporte legal, o con el debido reajuste de radares.

La medida de limitar a 110 km/h la velocidad máxima no se producía desde la crisis del petróleo de 1973, motivada por el Yom Kippur. Esta vez ha sido por Libia, que como está en una especie de guerra civil, no provee el suficiente crudo y eso ha aumentado los precios. Lo de Libia sigue sin resolverse, pero ya no es tan grave.

Ahora bien, ¿vamos a ser felices ahora por volver al límite antiguo? La respuesta es no. Si profundizamos en la cuestión, no nos vamos a poner de acuerdo nunca, porque cada rango de límites es defendido por gente con posturas totalmente opuestas a los que defienden otros rangos. Vamos a verlo.

Leer más…

Indignado por la Gumball 3000

Explosión

Últimamente soplan vientos de indigación motivados por la impotencia de ver cómo se ensancha la brecha que separa a los más poderosos de la gente que apenas sabe cómo va a llegar a fin de mes. Y esto que digo, que bien podría encabezar un artículo sobre las acampadas de nuestras ciudades, puede llevarse también, cómo no, al terreno de la seguridad vial.

Todos habréis oído hablar de la Gumball 3000, una carrera no declarada como tal en la que gente con altísimo poder adquisitivo paga un dineral por recorrerse 3.000 millas a través de las vías públicas de varios países. En esta ocasión, el trazado une Londres y Estambul haciendo parada y fonda en ciudades como París o Barcelona, por las que acaban de pasar. Y aunque se supone que no es una competición, raro es el año que no hay excesos de velocidad y situaciones de riesgo para los conductores que se topan en las autopistas con esta panda de pijogarrulos con ínfulas de semidioses.

Alguien podría pensar que son libres de hacer con su dinero lo que les venga en gana y que, si pasan de las leyes relativas a la circulación, ya se encargará la Policía de intervenir, ¿verdad?

Leer más…

Las Autobahnen del sur están en Portugal

Autoestrada Portugal

Las autopistas de Portugal se conocen como Autoestradas en su país natal, pero en España tienen otra consideración. En apariencia, no son tan diferentes a nosotros, tienen límite de 120 km/h y esas cosas. En la práctica, es muy diferente, porque está menos controlado que en España.

El titular es muy directo, las Autobahn alemanas no tienen límites de velocidad en como la mitad de su longitud total a nivel nacional, pero en Portugal los límites no dejan de regir pero parece que están de adorno. Todo depende del poder adquisitivo del conductor, entre otras cosas.

Si circulamos por una autopista de Portugal, veremos que la mayoría de los conductores se mantiene cerca del límite legal de 120 km/h. Hablamos de gente de clase media o inferior, con modelos que no destacan en prestaciones o no son muy recientes. Si nos ponemos a hablar de gente con coches de altas prestaciones o nuevos, es algo diferente.

Leer más…

Unión de carreteras

Fusión de caminos

La fusión de carreteras, a falta de un nombre mejor (si lo conocéis o si se os ocurre, por favor ponedlo en los comentarios) viene a ser el caso inverso de una bifurcación. Es decir, un lugar en que dos vías diferentes se fusionan para pasar a ser un sóla.

Se diferencia de una incorporación normal por el simple hecho que, en esta última, hay un efímero carril (de aceleración) que desaparece al cabo de unos metros, y los vehículos que circulan por él están obligados a entrar a los carriles principales de la vía a la que se incorporan, cediendo el paso, con cuidadito y todo eso que nos sabemos todos muy bien.

Leer más…

La velocidad máxima en autopista y autovía pasará a ser de 110km/h a partir del 7 de marzo

Limite 120km/h

Pildorazo hoy de tarde en todos los diarios digitales. El Gobierno ha decidido rebajar la velocidad máxima en autopistas y autovías desde los 120km/h actuales hasta los 110km/h a partir del 7 de marzo dentro de un plan de medidas con el objetivo de reducir el gasto de gasolina y gasóleo, tal y como lo anunció el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, tras el Consejo de Ministros.

Según Rubalcaba, la medida es de tipo transitoria aunque se desconoce durante cuánto tiempo estará en vigor dicha reducción del límite. Existe un precedente en España de algo parecido y ocurrió en 1973, durante la crisis del petróleo. Por aquel entonces, España no tenía límite de velocidad en sus carreteras y el Gobierno decidió fijar el límite en 120km/h con el fin de rebajar el gasto de petróleo. Al año siguiente también se estableció el límite de 80km/h para los conductores noveles. Leer más…

¿A 130 km/h legales por las autopistas?

Velocímetro

De momento (de momento) se ha desestimado la reciente propuesta de la Generalitat de Catalunya de elevar a 130 km/h el límite de velocidad en las autopistas catalanas. Tanto la DGT como la Asociación de Víctimas DIA y el RACC se echaron las manos a la cabeza y la moción no prosperó pese a contar con el respaldo de otro club de automovilistas, el RACE. Hay por lo tanto debate en torno a la velocidad, y no sólo entre los ciudadanos como iniciativas como el movimiento 140, sino también en las alturas.

Últimamente están que se despeinan en los despachos gubernamentales con las reformas de las contrarreformas de las modificaciones de los cambios de la normativa que regula el tráfico. En realidad no me parece mal, porque a fin de cuentas las leyes deben adaptarse a la cambiante realidad que nos rodea, pero parece que les haya dado a todos un apretón y que tengan que venir todas las reformas a la vez, como si después de años de práctico inmovilismo ahora estuviera próximo el fin del mundo o algo. En ese contexto, el aumento de la velocidad en las autopistas es un factor más que viene a dejar perdido al conductor de a pie, ese que oye campanas en la tele y no sabe muy bien por dónde suenan.

Leer más…

En menos de diez años todo esto será un caos

Previsión sobre infraestructuras

Perdonadme por este título tan apocalíptico, amarillista y chabacano como impropio de Circula Seguro, pero es que cuenta el Comité Económico y Social Europeo que, si no cambian las cosas, hacia 2020 los principales ejes de comunicación sufrirán una congestión generalizada, y la solución a este problema se presenta un poco complicada dadas las circunstancias actuales del transporte de mercancías por carretera.

El transporte por carretera representa el 7% del PIB y el 5% del empleo, y además fomenta la creación del 30% del PIB de la industria y la agricultura, y del 70% del PIB de los servicios. Por lo tanto, es un sector fundamental para la Economía; tanto, que de hecho en muchas ocasiones la cantidad de mercancía transportada se toma precisamente como barómetro del estado de salud económica de un estado, pero al ritmo que vamos los aumentos de flujos de transporte que se prevén resultan del todo insostenibles.

Leer más…

La AEC lanza 10 propuestas para erradicar la mortalidad de las vías de alta capacidad

Decalogo de la AEC

La semana pasada la Asociación Española de la Carretera hizo un decálogo de propuestas para avanzar en el objetivo de que no haya muertes en autopistas ni autovías. Quizás es un objetivo algo utópico, pero perseguirlo sin duda contribuiría a mejorar lo presente. Algunas de las propuestas son viejas reivindicaciones que nos van a sonar.

No hay propuestas encaminadas a la persecución o represión del conductor, el factor humano queda un poco en segundo plano. Lo podemos resumir en que la AEC busca con su decálogo hacer todo lo posible para que la vía no colabore con la posibilidad de accidente. Los poderes públicos deberían tomar nota, no se soluciona todo a golpe de multas.

Todo lo propuesto pertenece al ámbito de la administración pública, y no está en manos de la ciudadanía cambiarlo, al menos de forma directa. No puedo sino estar de acuerdo con todo lo propuesto, y vamos a ver por qué.

Leer más…