El ocio y la conducción son dos conceptos muy reñidos entre sí. La atención permanente es una de las máximas en seguridad vial para el conductor de cualquier vehículo, motorizado o no. Aunque pueda parecer fácil de acometer, la concentración tiene su parcela destacada...