Salimos de la cama todavía cansados, nos damos una ducha para despertar y nos tomamos rápidamente el desayuno antes de que termine de salir el Sol. Hay prisa por bajar, buscar el coche, arrancar y conducir unos cuantos kilómetros al trabajo… pasando por el clásico...