Hemos hablado mil y una veces acerca de la necesidad de adecuar nuestra conducción a las condiciones de la vía, el clima y otros factores externos, pero, ¿que hay de *adecuar las condiciones de la vía a los tiempos que corren*? Pues no estaría mal del todo, ¿verdad?...