Esperemos que nunca te pase, pero si te pasa, al menos que sepas qué consecuencias tiene. Quedarse sin aceite en el motor es como darle un golpe de gracia al mismo: lo dejamos sin lubricación, y por tanto todas las piezas móviles empezarán a rozar entre sí sin nada...