Conducir con ojos en la nuca

Redacción Circula Seguro

11 mayo, 2021

Conoce cómo funciona el sistema de detección de tráfico cruzado.

A partir de 2022 será obligatorio que todos los coches que salgan de fábrica incorporen de serie varios asistentes electrónicos que tienen como objetivo aumentar la seguridad, tanto de los ocupantes del vehículo como de los demás usuarios de la vía. La norma, que proviene de la Unión Europea, quiere conseguir reducir a cero las muertes por siniestros de circulación en su territorio.

Una guía para la marcha atrás

El sistema de cámara con detección de tráfico cruzado es uno de los nuevos sistemas que serán obligatorios. Se trata de una tecnología que ya está siendo utilizada en muchos vehículos y que, gracias a una cámara trasera, ayuda al conductor a maniobrar marcha atrás. Este dispositivo se activa automáticamente al insertar la marcha atrás, o de manera manual pulsando un botón en el cuadro de instrumentos. Algunos de estos sistemas ayudan aún más al conductor mostrando en la pantalla unas líneas auxiliares que sirven de guía a los puntos de giro del volante y que facilitan enormemente este tipo de maniobras.

El peligro de los niños

Pero más allá de esta ayuda, su mayor ventaja reside en que se puede ver directamente a través de la pantalla cualquier elemento que pudiera interferir en la marcha atrás y que, por su reducido tamaño, el conductor no siempre puede ver: un niño, un pequeño animal, un bolardo, un carrito de bebé…

Salir de un aparcamiento en batería

Este sistema de visión estará apoyado por el asistente de tráfico cruzado trasero, no tan habitual hoy en día como las cámaras, y que añade la ventaja de avisar al conductor cuando al desplazarse marcha atrás el sistema detecta algún vehículo, persona u objeto que se aproxime por los laterales y que pueda suponer un peligro. Una situación muy habitual cuando estamos estacionados en una plaza de aparcamiento en batería y cuando los vehículos que están aparcados a nuestro lado son grandes, como puede ser una furgoneta.

Una señal sonora y/o visual en la pantalla multifunción avisa al conductor cuando el asistente detecta un vehículo aproximándose (tiene en cuenta la relación distancia-velocidad calculando el tiempo, que es de 2 a 3,5 segundos, en el que se produciría la colisión con el vehículo que se aproxima). Este sistema de detección de tráfico cruzado es capaz de percibir un objeto que se encuentre a treinta metros de cada lateral del vehículo.

Adiós a los ángulos muertos

El sistema de cámara con detección de tráfico cruzado también va asociado al sistema de detección de puntos ciegos (BLIS, por sus siglas en inglés), que emite una imagen virtual cenital en la pantalla del salpicadero, y sobre la que el sistema superpone unas flechas rojas que indican la procedencia del peligro potencial. En ese momento se activa un aviso visual, y si el conductor no reacciona al mismo, el propio sistema actúa sobre los frenos para evitar la situación de peligro.

Una tecnología salvadora

Gracias a la incorporación de esta tecnología, se podrán evitar los incidentes provocados por la falta de visibilidad, las colisiones al mover el vehículo marcha atrás a baja velocidad, los golpes derivados de una mala maniobra de aparcamiento y los atropellos.

Ponte al día sobre todos los sistemas ADAS (sistemas avanzados de ayuda a la conducción). Cuida tu seguridad y la de los demás.

Etiquetas

Más smart
--

Una iniciativa de: