Seguridad vial mundial: ¡tenemos un nuevo plan!

Redacción Circula Seguro

28 octubre, 2021

En 2009, la Organización Mundial de la Salud publicó el “Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial” en el que se recogían unas cifras extremadamente preocupantes: casi 1,3 millones de personas morían en las carreteras del mundo cada año y 50 millones de personas quedaban heridas, muchos incapacitados de por vida. Dado que los siniestros por tráfico pueden prevenirse, la OMS hizo un llamamiento que fue recogido por la Organización Mundial de las Naciones Unidas. De esta manera, se instituyó el Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020.

La última década

¿Se han producido mejoras auténticas durante estos diez años en esta materia? Para saber qué medidas han funcionado mejor y peor en los distintos países durante los últimos diez años, Fundación MAPFRE ha elaborado el informe “Evaluación de la Década de Acción de la Seguridad Vial 2011-2020”, en colaboración con The George Institute for Globalth Health y The Miken Institute School of Public Health de la Universidad de George Washington (EE.UU.).

Una de las principales conclusiones de esta investigación es que cada vez más instituciones y países están de acuerdo en convertir la seguridad vial en un asunto de salud pública, así como en disponer de manera “urgente”, de mejores sistemas de registro y notificación de lesiones de tráfico, y promover la colaboración entre los países para poder implantar buenas prácticas. La mala noticia es que los siniestros viales crecen especialmente en las regiones con rentas bajas, como África, donde el índice medio de mortalidad vial es 28,2 víctimas por 100.000 habitantes. Otro punto a mejorar es la legislación; solo 28 países del mundo, es decir, un 7% de toda la población mundial, cuenta en estos momentos con una legislación sólida en materia de seguridad vial para hacer frente a los principales riesgos viales, como el consumo de alcohol, el no cumplimiento de los límites de velocidad y la no utilización del casco de moto y de los sistemas de retención infantil, entre otros.

Estrategia de futuro

Estas y otras muchas conclusiones de lo que ha ocurrido en estos diez años han resultado decisivas para diseñar la próxima estrategia en materia de seguridad vial que deberá guiar a la comunidad internacional en los próximos diez años: “Plan Global de la Década de Acción por la Seguridad Vial 2021-2030”. Como parte de la comunidad del UNRSC Fundación MAPFRE ha aportado su experiencia y sus puntos de vista para orientar el desarrollo de este plan de libre acceso en el sitio web de la OMS desde el 28 de octubre.

Este plan, elaborado también por la Organización Mundial de la Salud, incluye las mejores recomendaciones de los expertos para modernizar las vías y carreteras, potenciar la seguridad de los vehículos, evitar errores y distracciones al volante, y promover la multimodalidad y medios de transporte seguros, sanos y sostenibles, entre otras acciones, y analiza las medidas necesarias para poder llevar a cabo cada una de ellas.

“Será una herramienta clave para guiar los esfuerzos de los países en la reducción de muertes y los traumatismos causados por las carreteras en al menos un 50% de cara a 2030. Ahora tenemos un documento sólido que se basa en las lecciones del pasado e incorpora ideas de futuro, muchas de ellas surgidas de la Conferencia de Estocolmo -explica Jesús Monclús, director de Prevención y Seguridad Vial de Fundación MAPFRE-. Para ello, la ONU cuenta con nuestro compromiso continuo para difundir este plan y para seguir trabajando en acciones de seguridad vial para la próxima década. Se trata de una oportunidad a nivel mundial para que la seguridad vial sea considerada un aspecto a tener en cuenta en las políticas públicas de todos los países”.

 

Etiquetas

Datos
--

Una iniciativa de: