Así es el gran reto de seguridad Vial en América Latina

Redacción Circula Seguro

26 marzo, 2021

El Fondo Mundial para la Seguridad Vial (GRSF), con apoyo del Banco Mundial y la agencia de cooperación británica, ha publicado una guía en la que se analizan los desafíos y oportunidades en materia de seguridad vial en países en vías de desarrollo

Esta guía intenta arrojar luz sobre un contexto preocupante: ¿a qué retos en materia de seguridad vial se enfrentan los países de renta baja y media (PRMB)? Para ello, pretende apuntalar los cimientos sobre los que ir trabajando para que los responsables políticos comprendan la situación en el entorno de dichos países. Por supuesto, también sirve para crear conciencia y que se invierta de manera adecuada y proporcionada en seguridad vial.

Cuál es la situación de la seguridad vial en América Latina: cifras

seguridad vial en América Latina

Cada año mueren 1,35 millones de personas en las carreteras de todo el mundo y otros cincuenta millones acaban resultando heridos. La gran mayoría de las muertes y lesiones, concretamente, un 90%, se produce en países de ingresos bajos y medios. Afinando un poco más, nos encontramos con el dato que refleja la región de América Latina, quizás la más preocupante de todas junto al territorio africano.

Una de las partes del mundo que más accidentes de tráfico registra es República Dominicana. En este país, 41,7 personas por cada 100.000 habitantes mueren al año por siniestros automovilísticos. Solo en 2016 perdieron la vida por esta causa 107.000 personas en América Latina. Además de ser una de las regiones con más accidentes mortales de tráfico, también es la que menos avances registra para que este número descienda.

Para situar este dato en un contexto apropiado, podemos revelar que en Suecia, por ejemplo, solo 2,8 personas por cada 100.000 habitantes son las que sufren accidentes de tráfico mortales al año. Todos estos datos han sido revelados por un estudio realizado por el Pulitzer Center on Crisis Reporting. En este mapa interactivo podemos tener una visión global de las cifras de siniestralidad mundial.

Se hace evidente el desarrollo de un marco internacional en el que se invierta en seguridad vial para intentar rebajar estas cifras. Y uno de los principales obstáculos para poder mejorar la situación actual es, sin duda, la falta de información.

En la gran mayoría de los países con bajos ingresos, como los que conforman América Latina, no se miden de manera eficaz algunos de los factores vitales en seguridad vial, como el estado de las carreteras y su calificación de seguridad, la antigüedad de los vehículos y los comportamientos de seguridad de sus ciudadanos, como el uso del casco en motocicletas y el cinturón de seguridad en los coches. Según el reporte de GRSF, casi la totalidad de acciones emprendidas en temas de seguridad vial en países con ingresos bajos y medios se destinan a estrategias de legislación y educación

Cómo se puede mejorar la seguridad vial

El área de prevención y seguridad vial de MAPFRE quiere poner el foco sobre los accidentes de tráfico y prevenir las lesiones derivadas de estos, ya que la mayoría son evitables. Entre sus pilares estratégicos para reducir el número de víctimas se encuentra:

  • La educación de niños y jóvenes para prevenir accidentes de tránsito, así como incendios, ahogamientos, lesiones dentro del hogar, etcétera.
  • Convencer a las autoridades públicas, a técnicos y profesionales, trabajadores y otros agentes de que el Objetivo Cero es posible. Esta meta parte de la base de que la gran mayoría de accidentes mortales y lesiones graves son perfectamente evitables si se tienen las herramientas adecuadas para su prevención.
  • Diseñar acciones objetivas, teniendo en cuenta el binomio coste-eficacia, a través de la investigación en prevención de lesiones. De este modo se fomentaría también la relación con multiplicadores y medios de comunicación, para así llegar a la sociedad de manera más óptima.

Esta estrategia se lleva a cabo a través de diferentes proyectos como los educativos de seguridad vial y de prevención de lesiones en el hogar, la Semana de la Prevención de Incendios y la actividad de seguridad vial en empresas.

Además, el Proyecto de concienciación Objetivo Cero, en el ámbito de seguridad en el tráfico, incluye apartados específicos sobre sillitas de seguridad para el automóvil, seguridad vial para jóvenes, promoción del ciclismo seguro (uno de los grupos más expuestos en América Latina; casi 20 de cada 100 muertos por accidentes utilizaban la bicicleta, un dato que triplica la media mundial), seguridad en motocicletas y otras temáticas.

Estos programas se implementarán con la connivencia de las administraciones públicas y con profesionales relacionados con la prevención de lesiones. Actualmente se encuentran en desarrollo en 17 países de América Latina: México, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Costa Rica, Guatemala, Panamá, República Dominicana, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Puerto Rico.

En Circula Seguro | Hacia el Objetivo Cero: los expertos nos cuentan cómo lograrlo

Imágenes | Portada, Pixabay (2), Pexels (3)

--

Una iniciativa de: