¿Por qué a la gente se le sigue olvidando el cinturón de seguridad?

M. Martinez Euklidiadas

8 abril, 2021

La relación entre un siniestro vial con personas fallecidas y la falta de uso del cinturón de seguridad es conocida desde hace décadas. De hecho, el 26% de las personas que fallecieron en accidentes en 2020 no lo llevaban abrochado. Y, sin embargo, en 2021 ha aumentado un 7% el número de ocupantes que no usa el cinturón de seguridad. ¿Por qué?

El cinturón ha reducido la siniestralidad desde su uso obligatorio en 1974 para carretera y en 1992 para zona urbana. La Organización Mundial de la Salud lo cita como una de las mejores herramientas a la hora de reducir el número de víctimas mortales, así como la gravedad de los traumatismos. Entonces, ¿por qué sigue habiendo usuarios de la vía que no lo usan?

Cuánto ha aumentado la gente que no usa cinturón de seguridad

Con los datos de la ‘Campaña especial de vigilancia y control del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil’, llevada a cabo desde la Dirección General de Tráfico (DGT) con ayuda de la Guardia Civil y la Policía local, se han emitido varios comunicados cuyas conclusiones resultan preocupantes.

La primera es que este año ha aumentado un 7% el número de personas que no hacían uso del cinturón de seguridad o que no lo usaban de forma correcta respecto a 2020. En esta estadística se encuentran todos los motivos imaginables: desde el descuido involuntario a la negativa intencional a usarlo.

La segunda es que también ha aumentado el número de menores que viajaban sin sistema de retención infantil. En 2021 se han contabilizado 192 menores desprotegidos, frente a los 132 del año pasado, lo que supone un aumento del 45%. Esta es aún más preocupante, dado que los menores son personas vulnerables incapaces de tomar decisiones de seguridad de forma autónoma; dependen para ello de sus padres o tutores.

¿Dónde y quién usa menos el cinturón?

Según datos de la DGT, el 77% de los ocupantes que no hacían uso del cinturón de seguridad fueron detectados en vías convencionales, no en autopistas ni en entornos urbanos. En estas últimas vías, a pesar de haber mucho más tráfico que las convencionales, ‘solo’ se ha detectado el 23% de las infracciones.

Llama la atención cómo precisamente en las vías convencionales, que siguen siendo actualmente las vías más peligrosas y donde mayor número de víctimas mortales se registran, el incumplimiento sea mayor.

Con respecto al tipo de vehículo en que más se incumple, el turismo es el más denunciado, pero también el más frecuente. De 327.414 vehículos controlados, de los cuales el 81% eran turismos, el 14,5% eran vehículos de mercancías y el resto, autobuses y taxis, las denuncias para los conductores se repartieron al 77%, 22% y menos del 1%, respectivamente. ¿Qué significa? Que los conductores de vehículos de mercancías son los que peor uso hacían del cinturón, y los conductores de autobuses y taxis, los más responsables.

usar cinturón de seguridad dgt

A los conductores se pueden sumar en la estadística los pasajeros y acompañantes. Al incluirlos, los turismos y taxis empeoran un poco sus cifras (no mucho), mientras que los autobuses directamente triplican el número de infracciones de sus conductores, indicando que en este grupo de movilidad aún es necesaria mucha concienciación para un uso correcto del cinturón. Todos estos datos ayudarán a crear nuevas campañas de concienciación.

Motivos por los que la gente no usa el cinturón de seguridad

En otro comunicado de la DGT se indica que el número de fallecidos por no usar bien el cinturón de seguridad aumentó un 3% de 2019 a 2020. Si, además en los controles efectuados, se ha visto que en 2021 ha crecido un 7% quienes no se abrochan debidamente, la tendencia es negativa. ¿A qué se debe? ¿Por qué se está dejando de usar el cinturón? Entre las ‘razones’ para no usar el cinturón, la DGT se encuentran varios motivos.

Falsos mitos

En materia de cómo ayuda el cinturón a mejorar la seguridad. A pesar de que se ha demostrado su utilidad, aún hay quien piensa que tiene algún impacto negativo.

Conductores que sobrevaloran sus capacidades al volante

Y estiman erróneamente que el cinturón es prescindible. Este fallo a la hora de valorar la realidad también implica mayores velocidades.

Rechazo a las normas de seguridad vial

Especialmente cuando creen que no les van a ‘pillar’. La propia DGT habla de una “rebelión mal entendida” porque pone en peligro a quien no se abrocha.

Usuarios que sobrevaloran la capacidad de seguridad de los nuevos vehículos

Sin tener en cuenta que el cinturón es precisamente uno de los elementos que más seguridad aporta.

Campañas audiovisuales, muy necesarias

Pocos días después de hacer públicos estos datos, la DGT emitía el vídeo mostrado. En él aparece un anuncio de 1973 para mostrar la forma en que se trataba el tema antes de que el cinturón fuese obligatorio, seguido de un segundo vídeo en el que se observa con bastante crudeza las consecuencias de no hacer uso de cinturón de seguridad.

El realismo con el que se muestran los efectos de no cumplir con las normas de seguridad vial está relacionados con el cumplimiento de las mismas. Y es que parece existir cierta relación entre ver directamente los daños causados por un siniestro y decidir evitarlo, algo bastante coherente. Por contra, cuando estas campañas no se emiten, los usuarios tienden a despreocuparse más.

De ahí su importancia a la hora de concienciar a los diferentes conductores y usuarios de la relevancia de usar los sistemas de seguridad disponibles. Invertir en comunicación vial es clave para evitar que la seguridad vial retroceda a datos de décadas anteriores.

En Circula Seguro | La campaña de vigilancia escolar de la DGT deja 1.451 autobuses sancionados

Imágenes | iStock/AndreyPopov, iStock/Antonio_Diaz

--

Una iniciativa de: