Francia vuelve a demostrar que la velocidad es clave: estos son los resultados de la limitación a 80 km/h

Jaime Ramos

26 mayo, 2020

Controlar y moderar la velocidad salva vidas en carretera. Existen diferentes estrategias para perfeccionar este aspecto de la seguridad vial. Si nos fijamos en los países del entorno europeo, mientras en Alemania descartan fijar límites para toda la red de Autobahn, Francia está consiguiendo resultados satisfactorios gracias a la reducción de los límites.

La nueva normativa que ha arrojado estos resultados entraba en vigor en 2018, no sin generar bastante polémica en el país. Y es que consistía en reducir el límite de velocidad de 90 km/h a 80 km/h en unos 400.000 kilómetros de su red de carretera. Las autoridades pusieron el foco en las vías de doble sentido en las que no existiera separación física. En las mismas se registraron la mitad de los fallecimientos del año 2016.

La fatal estadística de ese periodo en las carreteras francesas sirvió de acicate para impulsar la medida. Por entonces, experimentaron un repunte en la siniestralidad que alcanzó las 3.477 víctimas mortales.

336 vidas salvadas gracias a los 80 km/h

limite velocidad 80

18 meses después de que entrase en vigor la modificación de los límites de velocidad a 80 km/h en las mencionadas vías se publican los primeros resultados. Según el máximo responsable de la autoridad de tráfico francesa entonces, Emmanuel Barbe, han evitado la muerte de 336 personas en las carreteras del país.

Así lo asevera un estudio elaborado por el Centro de Estudios y Valoración de Riesgos en Medio Ambiente, Movilidad y Distribución (Cerema). El trabajo desvela que durante los doce meses posteriores a la implementación de la medida (julio de 2018 a junio de 2019), ha habido una reducción de la velocidad media de la vía en torno a los 4 km/h, sumado a una caída del 13% en la mortalidad vial.

Las observaciones de la segunda mitad de 2019 confirmaron la tendencia. Los datos aportados por Google Maps coinciden, además, que el tiempo en recorrer cada kilómetro de las carreteras a las que se aplicó el cambio en el límite de velocidad aumentó en un segundo. Una variación que puede parecer nimia, pero que en la práctica termina por salvar vidas.

80 km/h, radares y vandalismo

Los resultados han llegado pese a una polémica muy palpable. Las primera voces en contra terminaron por materializarse en vandalismo. No fueron pocos los radares que se inutilizaron en Francia en 2019 tapándolos, golpeándolos o quemándolos. La utilidad de los mismos quedó probada porque se vivió un repunte de la siniestralidad del 17% que fue temporal.

El gobierno francés insistió en su estrategia con la velocidad y sustituyó los maltrechos radares por cinemómetros de última generación, más elevados y complicados de averiar. De hecho, Barbe, ha criticado que si no se hubiera producido este episodio, los resultados habrían sido mejores.

Dentro de la experiencia francesa vuelve a destacar lo impopulares que resultan las modificaciones de los límites de velocidad. Eso es así, pese a que los expertos no dejan de advertir de que se trata de un factor de riesgo clave.

El estudio del Cerema también ha intentado medir el pulso de la población en estos términos. Según el mismo, el número de personas en contra de la medida disminuyó después de su implementación efectiva. El cambio de parecer es mayor entre los más opuestos a la reducción del límite que viven en zonas rurales de menos de 20.000 habitantes.

Los cambios que se avecinan en torno a la velocidad

limite velocidad 80

En España no somos ajenos a esta tendencia de reducción de los límites. El año pasado observamos cómo, de forma similar, el límite se redujo hasta los 90 km/h en muchos kilómetros de carretera convencional.

Todavía no conocemos de forma detallada hasta qué punto ha sido o no beneficioso. Lo que sí es cierto es que el actual equipo de la DGT ha enfatizado el trabajo sobre este factor de riesgo, a tenor del aumento en el número de radares o en la búsqueda de nuevos métodos para detectar excesos de velocidad. Los radares en cascada o la llegada de los drones que controlan el tráfico son solo algunos ejemplos.

Como es lógico, la estrategia se va a ver este año afectada, como otros tantos ámbitos de la vida pública, por la crisis del Covid-19. Aún así, la velocidad va a seguir en la órbita de las autoridades en cuanto a su control y posibles modificaciones de las normas.

Los últimos informes de los expertos instan a que así sea. En 2019, según un estudio de Autopista, uno de cada tres conductores suelen superar el límite legal de velocidad. En esa línea, el próximo hito relacionado con la velocidad que se espera serán la implantación de asistente inteligentes. Antes, en teoría, debería llegar la reducción de los límites a 30 km/h en vía urbana.

En Circula Seguro | Estas son dos de las propuestas que tiene preparadas la DGT para 2020

Imágenes | iStock/AdrianHancu, iStock/philipimage e iStock/typhoonski

--

Una iniciativa de: