Forbes publica su lista negra de coches peligrosos

Josep Camós

7 septiembre, 2007

La Revista Forbes y el estadounidense Insituto de Seguridad en las Carreteras (IIHS) han elaborado la lista de los 20 coches más peligrosos del panorama automovilístico actual. Los vehículos que componen la selección han obtenido elevadas tasas de mortalidad en accidentes en América, por lo que la publicación no duda en desaconsejar su manejo.

Buena parte de los automóviles que aparecen en la lista son estadounidenses que se comercializan en Europa aunque cambiando algunos aspectos técnicos, por lo que los resultados ofrecidos no son completamente extrapolables a este mercado.

Lista Forbes de coches peligrosos

Entre los criterios que se han tenido en cuenta para elaborar la lista están la protección contra el impacto lateral, el control de estabilidad y el riesgo de vuelco de los automóviles evaluados. El objetivo de publicar esta selección, según sus promotores, es contribuir a la mejora de la seguridad vial.

El Toyota Matrix, que se comercializa en América y que no hay que confundir con el modelo homónimo de Hyunday, el Chrisley PT Cruiser y el Ford Focus no aparecen en la lista por una falta de protección lateral sino por falta de equipamiento en seguridad estándar. En su momento, el Chrysler PT Cruiser y el Ford Focus, comercializados en Europa, obtuvieron 3 y 5 estrellas en sus respectivos tests EuroNCAP.

A la vista de esta disparidad de resultados, y confiando en la eficacia de los tests practicados tanto por el IIHS como por EuroNCAP, se entiende que los criterios de seguridad que se emplean para equipar los vehículos que se comercializan en América son más que discutibles. Hacia 2013 cambiarán algo las cosas, y es que serán obligatorias en EEUU las protecciones laterales, cuya ausencia constituye en la actualidad una de las principales causas de falta de seguridad en los vehículos.

Los tests del IIHS no contemplan de momento las pruebas orientadas a medir la seguridad de niños a bordo ni de peatones en caso de atropello, por lo que cuando se evalúen estos parámetros quizá aparezca una nueva lista negra condenando los vehículos que no respeten esos nuevos estándares. Y vuelta a empezar.

Vía | El Economista, InfoBAE

--

Una iniciativa de: