Escuela Europea de Verano de Seguridad Vial: una cita que ningún profesional de la movilidad puede perderse

Jaime Ramos

26 junio, 2020

La seguridad vial afronta el cambio de década planteando nuevos y complicados retos. Estos requieren una adaptación a la nueva dimensión que vive la movilidad. Aunque el covid-19 ha congelado momentáneamente la senda que veníamos recorriendo hacia el Objetivo Cero, toca seguir trabajando a través de la educación y la concienciación. Este será el marco sobre el que versará la próxima Escuela Europea de Verano de Seguridad Vial (Road Safety Summer School).

Se trata de un proyecto de formación online e impulsado por el gobierno belga, el Consejo europeo de transportes (ETSC), Polis, ITS, IMOB y el ente Road Safety de Reino Unido. En ese sentido, la Fundación MAPFRE nos recuerda la importancia de la formación continua en materia de seguridad vial. Constituye un valor muy preciado en los tiempos que corren a la hora de afrontar nuevos pasos para reducir la siniestralidad en Europa.

Pese a que la estadística se verá alterada debido a la anormalidad vivida durante las últimas semanas, la situación en nuestro continente sigue siendo de estancamiento en lo que a víctimas del tráfico se refiere.

La Escuela Europea de Verano de Seguridad Vial trata de combatir este fenómeno mediante la formación de los profesionales. Se celebrará entre el 24 y el 28 de agosto y en las jornadas participarán personalidades y referentes de diferentes organizaciones que ofrecerán estrategias basadas en proyectos sacados de las carreteras europeas. El programa luce así:

  • 24 de agosto: introducción, visión y estrategia.
  • 25 de agosto: educación y sensibilización
  • 26 de agosto: infraestructura y datos.
  • 27 de agosto: comprensión del usuario de la carretera y su aplicación
  • 28 de agosto: el marco europeo.

Escuela Europea de Verano de Seguridad Vial: educación y sensibilización

Paso de peatones

Durante las primeras jornadas la atención de los participantes se concentrará en las estrategias e instrumentos alrededor de la educación vial y la sensibilización. El objetivo es ofrecer herramientas para aumentar la efectividad en las acciones relacionadas con la seguridad vial.

En esa línea, el responsable de políticas y proyectos del ETSC, Frank Mützer, destacará todo lo que puede llegar a ofrecer el proyecto LEARN!. Este introduce una serie de principios para optimizar la labor educativa, como el apoyo de la educación vial en las escuelas, facilitar a los centros educativos de los recursos necesarios o involucrar a todos los agentes de la comunidad educativa.

Infraestructura y datos

El siguiente bloque, al día siguiente, abordará la vieja cuestión de hasta qué punto las infraestructuras pueden llegar a ser determinantes en el área de la prevención vial. Un tema que ya hemos tratado al analizar el estado de las carreteras en España.

En ese sentido, los ponentes mostrarán los resultados del trabajo con simuladores de conducción y el poder de exprimir los datos estadísticos para evitar accidentes. Resulta un ámbito en el que se esperan grandes progresos en los próximos meses, gracias al desarrollo de la seguridad vial predictiva. Esta se fundamenta en el Big Data o tratamiento de datos de movilidad a gran escala para prever las diversas situaciones que pueden darse en la vía.

Comprensión del usuario de la carretera y su aplicación

Paso de peatones

La penúltima jornada tendrá en el punto de mira a los conductores y resto de usuarios de la vía. Para paliar las posibles consecuencias del factor humano, es preciso conocer el origen de los comportamientos que derivan en un factor de riesgo. Es otro de los grandes pilares de los que parte la concienciación en materia de seguridad vial.

La cambiante realidad vial requiere una actualización permanente del perfil psicológico de los conductores que termina, de igual modo, por afectar a las autoridades, elaborando y normas adaptadas a la situación vial del momento (por ejemplo, la irrupción en los últimos años de los VMPs demanda un nuevo marco normativo) y reforzando la legalidad con un sistema de control efectivo.

El marco europeo

Las instituciones europeas se han convertido en un motor imprescindible a la hora de impulsar los adelantos en seguridad vial. Los ejemplos son innumerables. Los más destacados de los últimos tiempos derivan del empeño de las autoridades continentales por reducir las emisiones derivadas del transporte o la obligatoriedad para los fabricantes de automóviles de introducir de serie, a partir de 2022, hasta 15 tecnologías de asistencia a la conducción.

Es por eso que la última jornada de la Escuela Europea de Verano de Seguridad Vial se centrará en aunar los esfuerzos nacionales de forma conjunta. Para ello, se dedicará una sesión a entender la importancia de instrumentos de control como el programa PIN (que mide el índice de eficacia las políticas de seguridad vial).

De igual modo, la última de las ponencias tendrá como tema principal la cooperación entre las diferentes regiones del continente. Constituye un factor cada vez más demandado. La colaboración resulta fundamental a la hora de integrar innovaciones. Así conseguiremos avanzar hacia el Objetivo Cero.

Así, la Escuela Europea de Verano de Seguridad Vial será una cita ineludible para los profesionales del sector. Para los interesados, la inscripción ha de realizarse antes del 17 de agosto a través del correo electrónico summerschool@vsv.be

En Circula Seguro | Conferencia: ¿De la Visión Cero al Objetivo Cero? Liderando la mejora de la seguridad vial

Imágenes | Escuela Europea de Verano de Seguridad Vial, iStock/karelpesorna, iStock/CatEyePerspective

--

Una iniciativa de: