Cómo elegir el mejor seguro de viaje si voy a ir en coche

Jose Ramon Martinez Fondon

21 julio, 2020

A menos que tengamos una segunda residencia o repitamos siempre en el mismo hotel, hacer un viaje es sinónimo de salir de nuestra zona de confort. Esto se traduce en que son muchas las circunstancias inesperadas que nos podemos encontrar, o los inconvenientes que no habíamos tenido en cuenta. Desde enfermar o tener un accidente, hasta que tengamos algún problema con el alojamiento o con las autoridades del lugar de destino, cualquier suceso puede ser suficiente para arruinar nuestras vacaciones. Y si hacemos el viaje en coche, las probabilidades de tener una incidencia se multiplican. Para evitar todo tipo de contratiempos, las compañías aseguradoras nos ofrecen un sinfín de seguros. Aunque los que ya tenemos contratados nos cubren algunos supuestos y pueden ser suficientes para según qué viajes. Vamos a tratar de resolver todas las dudas para elegir el mejor seguro de viaje si vamos en coche.

Qué debemos tener en cuenta antes de contratar un seguro 

Seguro de viaje

Lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de contratar un seguro de viaje es la cobertura con la que ya contamos con nuestros seguros ya contratados, pues sus coberturas son acumulables y generalmente compatibles entre ellas. Por ejemplo, si acudimos a una segunda residencia, el seguro del hogar puede tener cierta garantía sanitaria. Si viajamos en nuestro automóvil particular, el seguro de auto también puede cubrir algunos gastos. Incluso nuestra tarjeta de crédito puede llevar algunas coberturas para viajes en caso de robos, accidentes, retrasos en vuelos…

También debemos tener en cuenta si compramos un vuelo, contratamos alguna actividad de entretenimiento o adquirimos un paquete vacacional. Estos servicios suelen llevar aparejados la contratación de un seguro, normalmente con el mínimo imprescindible marcado por la ley. Por ello es buena idea revisar todas las cláusulas y consultar con la aerolínea o la agencia de viajes todas las dudas. Siempre hay tiempo de mejorar esta cobertura con algún seguro adicional para cancelaciones o accidentes.

Por último, si salimos al extranjero, debemos tener en cuenta el país al que viajamos, porque algunos de ellos nos obligarán a contratar un seguro de viajes. Por ejemplo, los españoles estamos obligados si viajamos a Cuba, Ecuador, Rusia, Argelia e Irán. Para otros países puede no ser obligatorio, pero sí más que recomendable por los elevadísimos costes que puede suponer ser atendido por su sistema de salud. Un buen ejemplo son los países norteamericanos.

Qué me cubre un seguro de viaje

Seguro de viaje

Una vez que tenemos claras estas cuestiones, es hora de plantearnos la contratación de un seguro de viajes. Este tipo de seguros es temporal, es decir, se suele contratar para un determinado viaje y finaliza cuando éste ha finalizado. Esto no quiere decir que dure exactamente el tiempo que estemos fuera de casa, pues puede cubrir por ejemplo la cancelación de un vuelo semanas antes de la fecha de partida. Por eso es una gran idea que contratar nuestro seguro de viajes sea lo primero que hagamos, antes de comprar ningún vuelo ni reservar ningún hotel, con la posibilidad de modificar las condiciones a medida que vayamos cerrando detalles.

También pueden ofrecer cobertura para incidentes que no tengan que ver estrictamente con el desplazamiento, como pueden ser los gastos generados por la pérdida del pasaporte. Si revisamos por ejemplo los seguros de viaje de MAPFRE, podemos ver algunas coberturas habituales en este tipo de seguros:

  • Gastos médicos en caso de enfermedad o accidente.
  • Prolongación de estancia o repatriación en caso de emergencia.
  • Retorno anticipado del asegurado por fallecimiento u hospitalización de algún familiar.
  • Robo o deterioro del equipaje.
  • Casos de retrasos u overbooking con nuestro vuelo.

También debemos tener en cuenta que existen seguros de viaje específicos, que amplían determinadas coberturas en las que nos queremos sentir más protegidos. Es el ejemplo de los seguros de cancelación de viajes o los de viajes de estudios, con duración prolongada y cobertura internacional. E incluso existen seguros específicos para determinadas actividades, como acudir a un safari o practicar golf, esquí o deportes de aventuras, que amplían la responsabilidad civil y cubren el equipamiento deportivo.

Qué seguro debo contratar para un viaje en coche

viaje familiar

Si vamos a realizar nuestro viaje en vehículo particular, debemos saber que el seguro de coche obligatorio no tiene porqué cubrir la asistencia en viaje (depende mucho de la compañía con la que hayamos contratado). Por eso debemos revisar bien las condiciones y cláusulas de nuestro seguro, y no es ninguna tontería que lo ampliemos si vamos a hacer muchos kilómetros o si vamos a compartir nuestro vehículo con terceras personas. MAPFRE nos da algunas claves que debemos tener en cuenta a la hora de revisar nuestro contrato, pero nosotros te damos algunas pistas:

  • ¿Nos garantizan el traslado de una grúa si sufrimos una avería?
  • ¿Nos incluyen el traslado al taller si éste se encuentra lejos de nuestra vivienda?
  • En caso de accidente, ¿incluye la asistencia de ambulancias y traslado al hospital?
  • ¿Y si necesitamos ser rescatados por bomberos o fuerzas de seguridad?
  • Si llevamos remolque, ¿lo incluye el seguro?
  • ¿Cuenta con limitación geográfica? ¿Incluye nuestro lugar de destino?
  • ¿Qué ocurre con nuestros acompañantes en caso de avería o accidente?

Muchas de estas coberturas dependerá del tipo de contrato que tengamos contratado, por lo que es importante saber cuál tenemos suscrito. Vamos a repasar las clases más habituales, (aunque aseguradoras como MAPFRE cuentan con categorías más amplias en su oferta de seguros para coche).

Seguro a terceros o seguro básico

Es el tipo de seguro mínimo que por ley estamos obligados a contratar con nuestro vehículo. Como su propio nombre indica, cubre los daños que nosotros como conductores causemos a terceros, tanto materiales (al otro vehículo, y los objetos que portase) como personales (al conductor y los ocupantes del otro vehículo). Esto quiere decir que tanto nosotros como conductores como nuestro vehículo nos quedamos fuera de esa cobertura. Sí suele cubrir la defensa jurídica y la reclamación de daños, y en ocasiones la asistencia en viaje y el seguro al conductor (aunque no es obligatorio, ojo con la letra pequeña).

Seguro a terceros ampliado

Es un seguro como el anterior, donde se priorizan los daños causados a otros vehículos. Pero también puede incluir cobertura a algunos daños frecuentes que podemos sufrir nosotros mismos, y que realmente puede arruinar nuestro viaje. Algunos ejemplos son la rotura de lunas, daños por incendios o los provocados por atropello de un animal. También ofrecen la posibilidad de contratar algunas coberturas específicas, bien de forma individual o en paquetes de servicios relacionados, como la gestión de multas, el robo del vehículo o la responsabilidad civil ciclista.

Seguro a todo riesgo

Este tipo de seguro es el que, además de cubrir todos los daños a terceros obligados por la ley, también nos incluye a nosotros y nuestro vehículo. La cobertura incluye cualquier tipo de gasto, haya o no avería o siniestro mediante y seamos o no los culpables del mismo. Algunos servicios muy interesantes que suelen incluir son la defensa ante determinadas faltas viales o el coche de sustitución. Debemos saber que el seguro a todo riesgo puede ser con franquicia o sin franquicia. MAPFRE lo explica muy bien en este artículo, pero básicamente podemos decir que se trata de un porcentaje o cantidad fijada, bajo el cual debemos hacernos cargo nosotros de los daños.

viaje de vacaciones

Como podemos ver, un buen seguro de coche puede incluir muchas coberturas necesarias para realizar nuestro viaje. Aquí lo ideal es encontrar un equilibrio entre el seguro de auto y el de viaje, que se complementen y que lo que no cubra uno lo cubra lo otro. Sea cual sea nuestro destino y la forma de transporte que utilicemos, siempre existe una forma de viajar con total tranquilidad.

En Circula Seguro | Los verdaderos agravantes en el precio de la póliza de tu seguro de coche

Imágenes | iStock: Estradaanton, scyther5, AntonioGuillem, imgml, monkeybusinessimages, Ridofranz.

--

Una iniciativa de: