El nuevo examen de conducir cumple un año, ¿sabes en qué ha cambiado?

Carlos R Vidondo

16 septiembre, 2020

Desde finales del año pasado la DGT elaboró un protocolo para el nuevo examen de conducir que ahora trae grandes novedades. Con la crisis del coronavirus, muchas autoescuelas paralizaron su actividad cancelando clases y no fue hasta la fase II de la desescalada cuando retomaron con las nuevas instrucciones. Los alumnos están ahora adaptándose a esta circunstancia y retomando de nuevo su estudio, aunque con cierta incertidumbre. Muchas de las innovaciones tienen relación con la implementación de la tecnología, pero ¿es ahora más fácil sacarse el permiso de conducir?

¿Qué novedades hay para presentarse al examen teórico?

Uno de los cambios relativos al examen teórico es que, desde el pasado 1 de julio, es obligatorio asistir a al menos 8 horas de clases teóricas en un centro de formación vial. Previamente, un alumno podía prepararse la teoría desde la comodidad de su hogar con el libro oficial de cualquier autoescuela, pero ahora eso no es así. Un asunto que, además, se vuelve de obligado cumplimiento también para el carnet de moto y que ya se había implantado en alrededor de 25 países europeos. Por otro lado, el margen de fallo bajará del 20% al 10% y se priorizarán los contenidos formativos sobre concienciación en la reducción de los accidentes.

Entre otras temáticas nuevas, los tests incluirán más cuestiones acerca de las distracciones, el error humano y la seguridad y colectivos vulnerables. Prestando especial atención a conductas indeseadas como los excesos de velocidad y el consumo de alcohol y drogas. Todo ello se impartirá con apoyo en contenidos audiovisuales y educativos, muy efectivos a la hora de memorizar y mejorar los resultados de los candidatos.

examen conducir

La tecnología llega a las pruebas prácticas

Los aspirantes que suspendan por primera vez el examen práctico deberán esperar un mínimo de 15 días antes de probar suerte de nuevo. De esta forma se pretende que los alumnos aprovechen ese tiempo a mejorar su conducción con un tiempo complementario de prácticas. En el segundo y tercer examen suspenso, la espera será de 30 días; pero a partir del cuarto intento habrá que esperar 20 días y dar al menos cinco clases prácticas.

Por otro lado, los tiempos han cambiado y los vehículos y la conducción ha evolucionado de la mano de la tecnología. Así, la parte práctica del examen pretende equipar sus vehículos con los modernos equipos y asistentes a la conducción que se integran hoy en día en cualquier modelo. Los aspirantes también se beneficiarán del uso de estas tecnologías, aunque tendrán que realizar el esfuerzo de adaptarse a aquellas que no conozcan. Algunos de los sistemas con los que nos podemos encontrar son:

  • Asistente de aparcamiento y cámara trasera
  • Asistente de adelantamiento
  • Ayuda de salida en pendiente
  • Sensores de luz y lluvia y la activación de las luces y limpiaparabrisas
  • Sistema de frenado de emergencia
  • Sistema de detección de fatiga
  • Alerta por tráfico cruzado
  • Arranque Start-Stop

examen conducir

Aunque uno de los puntos críticos del examen práctico es el del aparcamiento, la operación será sensiblemente más sencilla con la ayuda de estas tecnologías. En cualquier caso, los sistemas de aparcamiento automáticos o semi-autónomos no estarán permitidos. También reducirá los nervios conducir sin tener que prestar tanta atención a los mandos auxiliares del volante o intervenir para activar los limpiaparabrisas o las luces.

Pero no todo será tan sencillo. Aún se mantendrá la parte de la prueba práctica en la que el examinador solicita al alumno localizar algunos de los componentes del coche: luces antiniebla, depósito del líquido refrigerante, batería… Con ayuda o sin ayuda, seguimos estando al volante y, si el sistema de frenado de emergencia se activa durante el examen, se considerará como si hubiera intervenido el profesor frenando con los mandos auxiliares por lo que el alumno quedará automáticamente suspendido.

Nuevos requisitos y condiciones según la edad

examen conducir

Otra de las novedades tiene relación con los cambios de edad para obtener los permisos. Esta medida facilita que los jóvenes puedan acceder a determinados puestos de trabajo que exigen el manejo de vehículos con este tipo de carnets:

A partir de los 18 años se podrá acceder a los carnets tipo C, D, D1, C+E, D+E y D1+E, una vez sean titulares del Certificado de Aptitud Profesional (CAP).

También se pretende actualizar los vehículos que se pueden conducir con el permiso B. La intención es que con un mínimo de dos años de experiencia ya se puedan manejar otros vehículos como automóviles destinados al transporte de mercancías de entre 3.500 y 4.250 kilos

¿Es más difícil aprobar el examen de conducir? Refresca tus conocimientos

El precio de presentarse al nuevo examen de conducir aumentará, así como la dificultad –al menos mientras nos adaptemos a todos estos cambios–. La DGT es consciente de que tras meses de confinamiento, muchos conductores quizá requieran un refresco de sus conocimientos teóricos, para evitar riesgos en carretera.

Por ello, ofrecen a través de su página web la opción de realizar un examen teórico a aquellos conductores responsables que hace ya algunos años que pasaron por la autoescuela. Consiste en un cuestionario tipo test de 15 preguntas en las que se tocan todos los ámbitos de la conducción. Incluso podemos encontrar preguntas recientemente actualizadas sobre el uso de la mascarilla en el vehículo o cómo higienizar nuestro vehículo.

En Circula Seguro | Cómo serán los exámenes de conducir post-covid

Imágenes | iStock AlessandroPhoto humonia Nomadsoul1 fizkes

--

Una iniciativa de: